El hasta ahora economista jefe de CaixaBank, Jordi Gual, será el nuevo presidente de la entidad en sustitución de Isidro Fainé, que se mantendrá al frente de la Fundación Bancaria La Caixa.

El relevo al frente de CaixaBank se formalizará en una reunión del consejo de administración prevista inicialmente para este jueves.

Gual, de 57 años y amplio conocedor de La Caixa, ejercerá de presidente no ejecutivo de CaixaBank, mientras que Gonzalo Gortázar continuará siendo el primer ejecutivo de la entidad en su condición de consejero delegado. Fainé, por su parte, se mantendrá como presidente de la Fundación Bancaria y de CriteriaCaixa, la sociedad de inversiones no cotizada que aglutina las inversiones en sectores estratégicos de servicios y la participación en CaixaBank.

Tema relacionado: El relevo generacional del Ibex, una realidad

Gual asumirá la presidencia del banco avalado por el propio Fainé, que en cumplimiento de la actual Ley de Cajas ha tenido que elegir entre quedarse al frente de la entidad financiera o de la fundación, al ser incompatible el ejercicio de ambos cargos.

Fainé, que preside La Caixa desde junio de 2007, tenía de plazo hasta el 30 de junio para formalizar su decisión, por lo que ha apurado al máximo los plazos previstos. Su propuesta deberá ahora ser aprobada por los consejos de administración de CaixaBank y de la Fundación Bancaria.

Las fuentes consultadas por Efe han señalado además que la propuesta de Gual como nuevo presidente no ejecutivo de CaixaBank cuenta con el beneplácito de las instituciones financieras europeas encargadas de la supervisión de los sistemas bancarios de los países de la UE. No obstante, el Banco Central Europeo (BCE) ha de aprobar oficialmente dicho nombramiento, un proceso que aún puede tardar una semanas en materializarse.

Entre tanto, según algunas fuentes, el vicepresidente del banco, Antoni Massanell, ocupará la presidencia en funciones de CaixaBank.