El gigante ‘low cost’ ha sido una de las compañías que más directamente se ha implicado en defensa de la permanencia de Reino Unido en la UE. Y ahora es la primera en anunciar la paralización de sus planes de crecimiento en el país.

Ryanair se posicionó muy abiertamente contra el Brexit. Durante los meses previos al referéndum, los pronunciamientos de la compañía en defensa de la permanencia de Reino Unido en la Unión Europa fueron constantes. Incluso lanzó una campaña de vuelos a precios ultra económicos para que los británicos que residen fueran del país pudieran volver para votar contra la salida de la UE.

Y ahora, cuando el resultado del referéndum abre la puerta de salida de la UE, Ryanair también es la primera compañía en reaccionar con dureza. Y es que la aerolínea de bajo coste ya ha anunciado su intención de paralizar a medio plazo todos sus planes de crecimiento en el mercado británico y descarta abrir nuevas rutas con destinos del país al menos durante el próximo año o año y medio.

Así lo ha confirmado el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, en una entrevista con The Wall Street Journal y luego en declaraciones a AFP. El ejecutivo ha subrayado que la compañía concentrará la apertura de nuevas rutas y la asignación de nuevos aviones en otros países europeos, pero no en Reino Unido. Al menos no mientras se mantenga la incertidumbre tras el resultado de la consulta sobre el Brexit. “No creo que abramos nuevas líneas en Reino Unido durante los próximos 12 o 18 meses, hasta que la actual incertidumbre desaparezca”, explica O’Leary.

La aerolínea recibirá el próximo año otros 50 aviones como parte del megacontrato sellado con Boeing, y ninguno de ellos será destinado a cubrir conexiones del mercado británico. “Muchos de ellos, si no todos esos aviones, se destinarán a otros países de la UE: Irlanda, España, Francia, Italia, Alemania y países de Europa central”.

IMAGEN: El consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, en una de sus actuaciones contra el Brexit. Foto: Phillip Hollis/Ryanair.