La constructora capitaneada por Juan Miguel Villar Mir –hasta que se consume su salida de la presidencia– ha anunciado la venta de un 7% del capital social de la compañía catalana de autopistas Abertis. Esta es la segunda vez que Villar Mir hace caja después de la salida de OHL del Ibex 35.

No obstante, OHL conservaría una participación significativa en la concesionaria, dado que de acuerdo con los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la constructora dispone de un 13,925% de los derechos de voto de Abertis. Por lo tanto, se quedaría con un 6,925% de Abertis.

Si se tiene en cuenta que las acciones de Abertis han cerrado la última sesión de la Bolsa a 12,9 euros cada una, los 69,3 millones de títulos de la entidad que OHL va a vender tienen un valor de 894,3 millones de euros.

La venta se consumará mediante una operación habitual en el mercado, la colocación acelerada de las acciones entre inversores institucionales, que implica un periodo de sondeo del interés del mercado y de recepción de ofertas por el paquete de títulos de Abertis.

Con esta operación, OHL pretende repagar varios créditos y “financiar los compromisos de capital de las nuevas concesiones” de OHL Concesiones, tal y como ha explicado en un comunicado remitido a la CNMV. O, lo que es lo mismo, para hacer caja y reforzar la posición financiera de la constructora.

El movimiento se produce 3 semanas después de que OHL saliera del Ibex 35, a lo que siguió una venta de un 5,04% de la inmobiliaria Colonial por parte del Grupo Villar Mir, sociedad que controla la constructora OHL.

En aquel momento, el responsable de Análisis Técnico de BNP Paribas Personal Investors, Óscar Germade, explicaba a SABEMOS que era “muy probable” que la liquidez obtenida en las desinversiones se utilice para reforzar a OHL. “Si lo ves desde fuera y en perspectiva, tiene todo el sentido del mundo”, comentaba. La operación de venta del 7% de Abertis tiene las mismas trazas.