La Guardia Civil está registrando este martes una de las sedes de ADIF en Madrid en el marco de una operación contra una red acusada de inflar facturas para generar sobrecostes millonarios en tres obras del AVE cercanas a la estación de La Sagrera en Barcelona, han confirmado a EFE fuentes del ente público.

Se trata de la sede situada en la calle Titán, donde el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias cuenta con departamentos dedicados a construcción y también a proyectos de Alta Velocidad.

Además de la sede de Madrid, se está registrando la sede de Adif en La Sagrera de Barcelona.

La investigación, dirigida por una juez de Barcelona, arranca en unos informes que la propia Adif llevó a la Fiscalía Anticorrupción en la que alertaba de posibles facturas hinchadas en tres obras del AVE de Barcelona a Madrid, que todavía no están finalizados, entre ellas la estación de La Sagrera, según fuentes cercanas al caso.

La operación lanzada por la Guardia Civil es paralela a esa otra investigación que dirige el juzgado de instrucción número 9 de Barcelona y que, en mayo de 2014, comportó la detención de diez personas -entre ellas excargos de Adif y de empresas constructoras- por sobrecostes supuestamente irregulares en las obras del AVE en Barcelona.

Precisamente, fue esa primera investigación judicial -centrada en un tramo entre la Sagrera y El Nudo de la Trinitat adjudicado a Corsan- la que motivó que Adif encargara auditorías externas e internas sobre otras obras de esta infraestructura, que todavía estaban en su fase inicial, con apenas un 20 o 30 % del proyecto ejecutado.

Funcionarios y directivos implicados

Según ha informado la Fiscalía Anticorrupción en un comunicado, la operación comportará 14 detenciones de empleados de esas empresas o entes públicos que han tenido “un papel relevante en la ejecución y certificación de las obras” investigadas, cuyo sobrecoste alcanza los 82 millones de euros.

La Guardia Civil también está llevando a cabo una quincena de entradas y registros en domicilios particulares y en las sedes profesionales de entes públicos y empresas privadas vinculadas a la red, a la que acusa de generar sobrecostes mediante duplicidades en las mediciones de los trabajos realizados.

En el marco de la operación, dirigida por la titular del juzgado de instrucción número 26 de Barcelona, la Guardia Civil está registrando, entre otros, la sede del gestor de Infraestructuras Adif en La Sagrera y oficinas del mismo ente público en la calle Titán de Madrid.

Los agentes también han acudido en busca de documentación a las oficinas de una Unidad Temporal de Empresas (UTE) que tenía adjudicadas algunas de las obras bajo sospecha, situadas en la calle Fluvià de Barcelona, según fuentes cercanas al caso.