Elon Musk. O para muchos, Iron Musk. El visionario sudafricano que quiere jubilarse en Marte apunta muy alto y tiene bajo control algunas de las empresas tecnológicas más punteras del momento. Tan alto apunta que ya son unos cuantos los que quieren compararle con Steve Jobs y con Mark Zuckerberg.

El empresario dio el salto a la fama con su primer pelotazo: en 2002 vendió Paypal a eBay por 1.500 millones de dólares. Eso solo fue el principio. Desde entonces y gracias a la liquidez conseguida con la venta de Paypal, Musk ha apostado por las energías renovables, los proyectos aeroespaciales y los coches eléctricos a través de las empresas Tesla, Space X y Solar City.

Espera, ¿no sabes quién es Elon Musk? Si es así, en este entusiasta vídeo del canal de Youtube Ciencias de la ciencia puedes encontrar un repaso a los orígenes y trayectoria del empresario.

A continuación vamos a hacer un repaso de las empresas y proyectos actuales más destacados de Musk.

Tesla

Tesla Motors es una compañía estadounidense de Silicon Valley centrada en el diseño, fabricación y venta de coches eléctricos. Elon Musk fue uno de sus fundadores en 2003 y desde 2008 es el director ejecutivo. Además, es el mayor accionista al poseer el 21,12% de las acciones.

El Tesla Roadster, el primer deportivo totalmente eléctrico

El Tesla Roadster, el primer deportivo totalmente eléctrico

Tesla, que quiere llegar a estar valorada en un billón de dólares de capitalización bursátil, tiene como principal objetivo desarrollar automóviles que permitan un transporte sostenible reduciendo las emisiones contaminantes a la atmósfera que aceleran el calentamiento global.

El primer proyecto que desarrollaron fue el Tesla Roadster, el primer deportivo completamente eléctrico. Este coche de altas prestaciones fue desarrollado entre 2008 y 2011. Se vendieron 2.300 y se llegaron a fabricar hasta 500 unidades al año. La empresa tiene previsto volver a fabricar este modelo en 2019.

En 2012, la compañía apostó por fabricar más vehículos y más baratos. Así, puso a la venta el Tesla Model S, una berlina de alta gama que con una batería de 90 kilovatios-hora (kWh) capaz de resistir hasta 473 km se convirtió en el coche eléctrico con mayor autonomía. A este modelo le siguió el crossover Tesla Model X, fabricado en 2015 y que usa la misma plataforma del Model S.

Sin embargo, el modelo que probablemente cambiará el panorama mundial de los coches eléctricos llegará en 2017. El 31 de marzo de 2016 Tesla anunciaba la llegada del Tesla Model 3. Se trata de una berlina compacta eléctrica que será producida en gran volumen y con un precio “asequible” de 35.000 dólares (algo menos de 23.000 euros).

La expectación que está generando este coche está sorprendiendo al propio sector. En un solo día se reservaron 200.000 unidades y en un mes cerca de 400.000, con un adelanto de mil dólares por cada coche reservado. Además, con la fabricación del Model 3, Tesla pasará de fabricar 50.000 coches en 2015 a 500.000 unidades anuales desde 2018. En este vídeo de Xataka tenéis todos los detalles de este automóvil.

SolarCity

SolarCity es otra de las empresas lideradas por Elon Musk que pretende promover un cambo de vida de la sociedad basado en la sostenibilidad del planeta, salvaguardando sus recursos naturales. Se trata de la compañía líder en Estados Unidos en instalación de placas domésticas solares. Fue noticia el pasado 21 de junio debido a que Tesla anunció su intención de comprar todas sus acciones por unos 2.475 millones de euros.

¿Y por qué esta operación? A pesar de que SolarCity es el líder del mercado doméstico de placas solares, su valor ha caído en Bolsa en torno al 50% en 2016. Los bajos precios del petróleo han provocado que la energía solar no acabe de despegar en Estados Unidos y además han entrado numerosos actores en el sector solar que han provocado que disminuya la rentabilidad del negocio.

Es así que muchos analistas interpretan esta adquisición como el intento de Musk por salvar su negocio eléctrico y por unir la energía solar a las baterías que fabrica Tesla para casas y coches eléctricos. Desde Tesla se ha indicado que la operación  “abaratará los costes para ambas compañías por las sinergias”. Musk, que fue uno de los fundadores de SolarCity en 2006, es el máximo accionista de la empresa con el 22,5%.

Space X

Elon Musk quiere llevar al hombre a Marte. “Si el viaje cuesta entre medio y un millón de dólares, habrá quien lo pague”, ha dicho el directivo. Fundada por Musk en 2002, esta compañía privada de transporte aeroespacial ha marcado un hito en el sector al abrirse paso entre las agencias púbicas. Especializada en el desarrollo de cohetes, cuenta con contratos de más de 3.200 millones de dólares con la NASA y las Administraciones de EEUU para llevar a cabo viajes espaciales.

Sapce X se encarga del diseño, fabricación y testeo de los componentes que desarrolla. Los proyectos más destacados que ha realizado son los cohetes Falcon 1 y Falcon 9, construidos con el objetivo de ser vehículos de lanzamiento espacial reutilizables (le deben su nombre al Halcón Milenario).

El Falcon 9 fue noticia el 8 de abril de este año. En su octava misión, el cohete consiguió por primera vez en la historia aterrizar en vertical sobre una plataforma situada en el Atlántico con la ayuda de un GPS. Ya había conseguido anteriormente aterrizar en tierra firme, pero con el aterrizaje en el mar, se confirma la posibilidad de reutilizar estos cohetes para múltiples misiones, algo inédito hasta el momento. Aquí van dos vídeos del Falcon 9.

 

Dragon, la sustituta de los transbordadores

Dragon, la sustituta de los transbordadores

Gracias los cohetes Falcon 1 y Falcon 9, la nave espacial reutilizable Dragon de Space X fue puesta en órbita en 2012 y se convirtió en la primera misión privada de transporte de la historia en acoplarse a la Estación Espacial Internacional (ISS).

Actualmente, la cápsula Dragon tiene un contrato con la NASA para encargarse de las operaciones de transporte de tripulaciones y de reabastecimiento, antes desempeñadas por los transbordadores.

Hyperloop

En 2013, el visionario sudafricano presentó otro de sus proyectos con los que quiere ser el Iron Man real. Hyperloop es un proyecto de transporte de alta velocidad basado en energías renovables que consiste en una cápsula con capacidad para 30 personas que se desplaza levitando por un tubo a 1.200 km/h. Las cápsulas podrán realizar viajes de 600 kilómetros en menos de una hora. Casi nada.

El proyecto ha pasado en 2016 su primer test con éxito al funcionar correctamente su sistema de propulsión eléctrico. Para finales de este año se espera tener listo un túnel de pruebas y se estima que los costes de este medio de transporte futurista superarán los 200 millones de euros.

 

Es difícil decir si Elon Musk es el nuevo Steve Jobs u otra versión de Mark Zuckerberg. Lo cierto es que el empresario pone todo su empeño (y sus millones, que no le faltan) en desarrollar tecnología que nos acerque un poco más a ese futuro que hasta ahora solo podíamos ver en películas como Iron Man. Veremos si Iron Musk consigue disfrutar de su jubilación en Marte.