Están en quiebra y en muchos casos los tribunales han ordenado su liquidación; sin embargo, los datos de las autopistas radiales están empezando a remontar. En lo que va de año, las radiales quebradas han conseguido rondar de nuevo los niveles de tráfico rodado del año 2012.

La mayoría de las autopistas radiales concluyeron su caída en 2014 y desde entonces han mejorado sus datos de vehículos al día. Los 4 primeros meses de este año, fuertemente impactados por el efecto Semana Santa, confirman la tendencia al alza, de acuerdo con los datos oficiales del Ministerio de Fomento.

Pese a que las operaciones de estas vías mejoran, las sociedades que gestionan varias de las radiales han quebrado y están a la espera de la resolución de su viacrucis judicial. Por mucho que el Ministerio de Fomento ha intentado frenar el proceso con recursos, los juzgados se han decantado insistentemente por la liquidación de estas empresas. De hecho, el último fallo ha decretado la liquidación de la R3 y la R5 antes del 1 de octubre, sin prórrogas.

Si todo continúa por la senda marcada, el Estado tendrá que quedarse con estas infraestructuras y compensar a las concesionarias, dado que en los contratos de adjudicación existen cláusulas de responsabilidad patrimonial que obligan a la Administración a indemnizar a las empresas si no se alcanzan unos niveles de tráfico satisfactorios.

Fomento ya lo da todo por perdido. El secretario de Estado de Infraestructuras, Transportes y Vivienda en funciones, Julio Gómez-Pomar, afirmó la semana pasada que los contenciosos de las autopistas radiales están en un punto “difícil de parar” y que “lo previsible es que se vaya a liquidaciones en firme y de ahí se proceda a la resolución de los contratos”. Gómez-Pomar también reiteró que era una buena idea crear una empresa para quedarse con los activos de los acreedores, que habrían de asumir importantes quitas de su deuda, aunque esta solución no haya cuajado entre los afectados.

Por su parte, muchos de los propietarios y de las entidades de crédito que se han visto enredadas en esta fallida aventura han comenzado a desistir y a deshacerse de sus participaciones en las autopistas radiales. Algunos importantes fondos ya están comprando deuda de las radiales, mientras que en el capítulo de ventas Ibercaja ha decidido vender su cuota en estas vías.

Unas más que otras

La idea es buena: para qué tener en balance unos activos que no paran de dar problemas. Pero las cifras están volviendo a subir.

La media de tráfico diario lleva creciendo desde 2014, cuando la mayoría de las radiales tocaron suelo. No obstante, el crecimiento es muy dispar y en casi ningún caso se acerca ni de lejos a los volúmenes de antes de la crisis, del año 2008.

 

La radial que mejor va es la madrileña M12, el eje de pago que conduce hasta el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, que en abril se anotó una media diaria de 21.363 vehículos, una cifra que supera al promedio del mejor año conocido hasta el momento, 2008, cuando se registraron 20.134 coches diarios de media.

En el caso de la R2, que va de Madrid a Guadalajara, la vía volvió a tener más de 5.000 vehículos al día en abril, algo que no sucedía desde el año 2012. Algo similar le sucedió a la R3, que cubre el trayecto de Madrid a Arganda, que retornó a la cota de más de 10.000 vehículos al día, como en 2012.

La R5, entre Madrid y Navalcarnero, rozó en marzo y en abril los 7.612 vehículos de media de 2012, con lo que ya sería el segundo año consecutivo de subidas. Por su parte la R4, de Madrid a Ocaña, alcanzó en marzo los 6.169 autos de media, lo que la sitúa en los alrededores de los datos de 2011.

La AP 41 entre Madrid y Toledo va un poco peor: ha estado a punto de alcanzar los 900 coches de media en abril de este año, con lo que se acercaría a los 1.316 de 2013 y dejaría atrás los 785 con los que cerró el año pasado.

Más allá de la Comunidad de Madrid, el tramo entre Ocaña (Toledo) y La Roda (Albacete) de la AP 46 ha alcanzado en marzo los 3.658 vehículos al día, muy cerca de los 3.724 de 2011. Por su parte, la AP 7 entre Cartagena (Murcia) y Vera (Almería) ha conseguido 3.087 autos al día en abril, levemente por encima del dato de 2015 y cerca de los 3.142 de media de 2011. Finalmente, la circunvalación de Alicante tuvo en marzo un promedio de 5.665 vehículos al día, cerca de los 5.715 de 2012.

Foto: Flickr – Ricardo Ricote Rodríguez