El líder del PP defiende la gran coalición con los socialistas, pero “si eso no es posible” estudiará otras fórmulas para ser reelegido. Los populares sumarían 175 escaños pactando con Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria. Ese acuerdo requeriría de al menos una abstención para salir adelante, que podría ser la del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, que concurrió en las listas del PSOE y se muestra dispuesto a hacerlo.

“Si no es posible un Gobierno con un pacto y para cuatro años evidentemente habrá que buscar otras fórmulas”. El jefe del Ejecutivo en funciones y líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha comenzado este mismo lunes a estudiar la manera de ser reelegido, después de mejorar sus resultados en las elecciones del 26-J en 700.000 votos y 14 escaños. Su prioridad, como ocurría tras el 20-D, es entenderse con el PSOE. Si Pedro Sánchez se niega a conformar un Gobierno de coalición, Rajoy apostaría por un acuerdo de legislatura o al menos de investidura con los socialistas. Si tampoco eso es posible -y Ferraz ha subrayado su ‘no’ a cualquier entendimiento con el PP-, llegaría el momento de explorar otros caminos.

Él va a hablar “con todas las fuerzas políticas” pero, si Sánchez mantiene el veto, el Congreso solo ofrece una vía hacia su reelección: la de un complejo pacto a varias bandas que culminara en el sí de los 32 diputados de Ciudadanos, los 5 del PNV y la de Coalición Canaria. Sumados a los 137 del PP, componen la mitad de la Cámara (175). Un acuerdo que podría salir adelante en segunda votación si un parlamentario del resto de fuerzas se abstiene. Descartados los independentistas catalanes y EH Bildu, así como los socialistas, queda la opción del diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo.

Aunque concurrió en las listas junto al PSOE, Quevedo pasará al Grupo Mixto -ya lo hizo en la anterior legislatura- y podría tener la llave de la gobernabilidad. Hoy mismo ha sido preguntado por ese escenario y ha dejado la puerta abierta a su abstención a un pacto de gobierno encabezado por Rajoy. En declaraciones a EFE, el parlamentario canario ha asegurado que de momento no se lo ha planteado, pero que no lo descarta y en todo caso lo hablaría con la formación de Sánchez.

Rajoy, sobre unas hipotéticas terceras elecciones: “No quiero ni pensar que eso se pueda producir”

Rajoy, por su parte ha respondido con un “por supuesto que sí” cuando se le ha preguntado si negociará con el PNV o CC en caso de que el diálogo con los socialistas no prospere. “Yo hablaré con todos. El PP tiene la obligación de intentar hacer un Gobierno”, ha añadido, mostrando una actitud mucho más proactiva que tras las elecciones de diciembre. Tras reunir a su Comité Ejecutivo para analizar los resultados electorales, ha adelantado que tomará la iniciativa para tratar de sacar adelante su investidura cuanto antes porque es “lo que España necesita”. En cuanto a la posibilidad de pedir la confianza del Congreso sin tener cerrado el apoyo de 176 diputados, ha dicho que no es momento de valorarla y que será el Rey el primero que sepa si acepta o no ser candidato a la investidura, en el caso de que se le proponga tal cosa como líder de la lista más votada.

Si no saliera la gran coalición ni tampoco la ‘vía 175’, se abriría paso de nuevo el escenario del bloqueo y la amenaza de unas nuevas elecciones. “No quiero ni pensar que eso se pueda producir”, ha dicho Rajoy, que consideraría “una irresponsabilidad verdaderamente antológica” volver a convocar a los ciudadanos a las urnas. Para evitarlo, urge al resto de partidos, en especial PSOE y C’s, a despejarle el camino. No ofrece a priori vicepresidencias ni ministerios -“no se tratar de eso”- pero sí “disponibilidad” para forjar un acuerdo en torno a los grandes ejes que, su juicio, comparten esas tres formaciones.