Reino Unido ha elegido abandonar la Unión Europea después de 43 años de permanencia en un referéndum histórico en el que los resultados de Escocia y Londres a favor de la permanencia no consiguieron alterar la situación. El Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP), libertario, conservador y anti-inmigración, jaleó el resultado y su líder, Nigel Farage, se felicitó por el “día de la independencia” elegido por más de 17 millones de británicos.

Farage pidió al primer ministro, David Cameron, que convocó el referéndum pero hizo campaña por la permanencia, con la oposición de muchos miembros de su partido, que el abandono se produzca de forma inmediata”. Sin embargo, el proceso podría llevar hasta dos años, y podría no completarse hasta 2020, la fecha de las próximas elecciones generales.

La libra cayó a su nivel más bajo frente al dólar desde 1985. El Banco de Inglaterra podría tener que intervenir para frenar la caída de la moneda británica. Las casas de apuestas sufrieron una vergonzosa derrota y las bolsas globales han empezado a sufrir. Los futuros del Dow Jones Industrial se hundieron casi 600 puntos, mientras que los mercados europeos han empezado la sesión con fuertes bajadas.

De hecho, la Bolsa española ha abierto esta mañana con un desplome del 15,9% hasta los 7.472,50 puntos, según ha informado Efe, pero después ha suavizado sus pérdidas colocándose en el 8,9%. El resultado del referéndum celebrado ayer en Reino Unido también ha provocado un fuerte repunte en la prima de riesgo española que ha subido a 181 puntos básicos, un nivel en los que no se situaba desde marzo de 2014, ante la huida de los inversores a valores refugio como es el bono alemán, que cotiza en tasas negativas.

El índice selectivo DAX 30 de la Bolsa de Fráncfort ha abierto con un desplome del 10 %. El índice general de la Bolsa de valores de París también se desplomó hoy un 7,72 % en la apertura de la sesión situándose en 4.121,25 puntos. En el caso de la Bolsa de Milán, ha abierto a la baja y su índice selectivo (FTSE MIB) caía un 1,76 % y se situaba en los 17.649,20 puntos. El índice general, FTSE Italia All-Share, perdía un 0,39 % y llegaba a los 19.554,42 enteros.

La Bolsa de Lisboa también ha abierto la sesión de hoy en negativo y su principal índice, el PSI-20, se desplomaba un 8,73 % hasta los 4.313,23 puntos.

Otros partidos euroescépticos europeos aprovecharon para unirse a la celebración. Geert Wilders, del Partido por la Libertad, clamó: “¡Vivan los ingleses! Ahora es nuestro turno, es la hora de un referéndum holandés”.

Marion Marechal Le Pen, sobrina de Marine y nieta de Jean-Marie, pidió el ‘Frexit’ y el derecho a decidir del pueblo francés.

“Ahora los escoceses pedirán la independencia. El legado de Cameron será romper dos uniones. Nada de esto tenía por qué haber sucedido”, lamentaba la autora de Harry Potter, J.K.Rowling, tras conocerse el resultado.

¿Dos uniones? Quizá tres. Una Gibraltar fuera de la Unión Europea podría tener que reconsiderar su soberanía, ya que la exclusión de los tratados europeos de libre circulación de personas y capitales podría resultar trágica para su economía. El 96% de los gibraltareños votaron a favor de la permanencia. El ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo, pidió unidad ante la decisión adoptada por el pueblo inglés.

De nada sirvió tampoco que el voto joven apoyase la permanencia en la Unión Europea: El voto a favor de la salida era mayor cuando más viejos los votantes. Que, paradójicamente, serán quienes menos tiempo vivan con las consecuencias de la decisión adoptada. Al mismo tiempo, los menos educados acudieron en mayor número a las urnas que los titulados con grados superiores.

El exempleado de la CIA Edward Snowden, que desveló las actividades de vigilancia del Gobierno estadounidense sobre sus ciudadanos tuiteaba lo siguiente: “No importa el resultado, las urnas demuestran lo rápido que la mitad de la población puede ser convencida de votar contra la otra mitad. Una importante lección”.

Algunas operaciones corporativas, por cierto, podrían verse afectadas. Fuentes próximas a la situación explicaron que, por ejemplo, la compra de Yoigo por parte de MásMóvil, contaba con protecciones para revisar la situación en caso de ‘Brexit’. No es que este tipo de situaciones vayan a impedir transacciones, pero muchas se revisarán ante el nuevo panorama. Santander y Sabadell están entre los cuatro bancos europeos más expuestos a la caída del PIB que se espera para Reino Unido, y Telefónica, que opera en el país a través de O2, tampoco obtendrá ningún beneficio por este movimiento.

Imagen | ‘The Telegraph.co.ok’