Amadeus, proveedor de soluciones tecnológicas para la industria de los viajes, no descarta colaborar en el futuro con plataformas de la llamada economía colaborativa como Airbnb, ya que considera que ya forman parte de la industria turística y que su crecimiento es imparable.

Su consejero delegado, Luis Maroto, ha señalado, en una rueda de prensa previa a la junta general de accionistas de Amadeus, que su grupo ya esta presente en dicho segmento, tras invertir en una pequeña empresa estadounidense, BookingPal, y haber sido accionista en España de Cabify. En su opinión, la economía colaborativa es un segmento que está creciendo y en el que se debe invertir e incorporar parte de sus contenidos, dado que “nuestra plataforma trata de tener siempre contenido disponible, para que la gente pueda buscar la mejor combinación del viaje”.

Maroto ha comparado la economía colaborativa con otros movimientos que han revolucionado el sector turístico como las compañías aéreas de bajo coste o los megabuscadores online.

Las aerolíneas ‘low cost’ han supuesto un mayor volumen y, al mismo tiempo, lógicamente, hay una parte de tráfico que se han llevado de las empresas más tradicionales. En su opinión, las viviendas de uso turístico permiten otro tipo de viajero, que probablemente no iba a un hotel de lujo antes, aunque reconoce su impacto en el sector hotelero.

Precisamente, muchas empresas hoteleras están moviéndose hacia ese campo, ya que “al final más que uno contra otro, todo el mundo tiene que evolucionar en función de que está pasando con el viajero y la posibilidades que se están ofreciendo”, ha agregado.

El negocio de nuevos productos -hoteles, ferrocarril o aeropuertos, entre otros,- de Amadeus “está avanzando mucho y las previsiones son ir creciendo muy por encima de lo que crecemos de media como compañía”.

Los nuevos negocios supusieron el pasado año 300 millones de euros de ingresos para Amadeus y se prevé que, en 2018, generen entre 400 y 600 millones, mientras que el objetivo para 2022 es llegar a 1.000 millones.

En cuanto a la evolución del negocio en 2016, Maroto ha indicado que, tras un primer trimestre muy bueno, “no tenemos motivos para pensar que la compañía no va a continuar como hasta ahora, salvo impactos incontrolables”, como puede ser el ‘brexit’. Además, sigue incrementándose la cuota de mercado de Amadeus entre los sistemas globales de distribución de viajes (GDS) y ya supone el 42,5 %.