Tras conseguir el apoyo de la junta para expulsar del consejo al mayor accionista del grupo -la china HNA-, el fondo Oceanwood se encarama a lo más alto de la cúpula compartiendo la copresidencia con Hesperia. Y toman el control total de la cadena con la destitución del consejero delegado, Federico González Tejera. La primera reunión del nuevo consejo también ha servido para lanzar una nueva hoja de ruta financiera para la cadena, basada en el recorte de deuda con más ventas de inmuebles, recuperación del dividendo y con el objetivo de elevar el ráting y el precio de la acción.

El fondo Oceanwood y Hesperia toman el poder en NH Hotel Group. Y lo toman por completo, y al asalto. Ayer la junta de accionistas de la cadena aprobó por mayoría expulsar del consejo de administración a los cuatro representantes del mayor socio del grupo, el gigante chino HNA (29,5% del capital), incluido el copresidente de NH Charles B. Mobus. Y horas después consumaban la toma de control con la destitución del consejero delegado del grupo, Federico González Tejera, cuyas funciones serán asumidas por tres nuevos directores generales.

La rebelión liderada por el fondo de inversión Oceanwood (12%), y secundada por Hesperia (9%), varios fondos y decenas de minoritarios, ha triunfado y ha dejado fuera de la dirección del grupo chino por un presunto conflicto de interés derivado del acuerdo de compra de la hotelera Carlson-Rezidor, que compite directamente con NH en varios mercados. Al tiempo, los cuatro puestos que dejaba vacantes HNA eran ocupados por otros tantos consejeros independientes propuestos por la propia Oceanwood.

Apartado el principal accionista del poder, los nuevos mandamases del grupo no han tardado en iniciar la reestructuración. El nuevo consejo de administración salido de la junta ha aprobado en su primera reunión que la nueva copresidencia de NH la compartan José Antonio Castro, presidente de Hesperia, y Alfredo Fernández Agras, representante de Oceanwood. Y también se han designado a los nuevos consejeros independientes como miembros de diferentes comisiones del propio consejo (comisión delegada, comisión de auditoría, comisión de nombramientos y retribuciones…).

Pero que se avecina un cambio de rumbo en la gestión de NH ha quedado constatado con la decisión de ese nuevo consejo de destituir –en concreto, de “no reelegir”- a Federico González Tejera como consejero delegado del grupo. Tras lo cual, el propio Tejera ha presentado su dimisión como consejero de la cadena (lo que deja una vacante que, en principio, debería ser ocupada por HNA al haber solicitado ejercer su derecho de representación proporcional, que le habilita para tener tres sillones en el consejo cuando hubiera disponibilidad).

El consejero delegado será virtualmente sustituido por tres nuevos directores generales ejecutivos también designados en esa primera reunión del consejo tras la junta. Beatriz Puente ocupará el cargo de directora general ejecutiva de Administración y Finanzas; Ramón Aragonés, el de director general de Negocio y Operaciones; y Rufino Pérez, el de director general de Medios.

“Desde su incorporación [la de González Tejera], la compañía ha realizado grandes avances en la mejora de la marca”, subrayó la compañía en un comunicado enviado de madrugada. “NH Hotel Group está actualmente en una mejor posición ahora de la que tenía cuando se unió al grupo. Federico J. González Tejera deja tras de sí un equipo fuerte, motivado y comprometido”.

Un nuevo plan a la medida de los fondos y Hesperia

Hasta ahora Federico González Tejera era el principal valedor del plan estratégico con el que NH ha conseguido salir de los números rojos que arrastraba desde 2011. El plan de negocio a cinco años, que se encuentra justo en su ecuador, tiene como pilar fundamental el reposicionamiento de los hoteles de la compañía para conseguir mejorar la calidad y, con ello, elevar las tarifas y la rentabilidad de los establecimientos.

Pero los fondos de inversión y Hesperia tienen otro plan para la nueva NH y no han tardado ni un minuto en empezar a aplicarlo. La reunión del consejo de ayer sirvió también para poner en marcha una nueva estrategia que acelera el recorte de deuda y el ajuste de costes, con la intención de recuperar en 2017 el el dividendo y para elevar la cotización bursátil de NH de cara a una eventual opa, como era evidente que formaba parte de los intereses compartidos por Oceanwood y Hesperia. Una opa, por otro lado, que la china HNA descarta lanzar por el 100% de la cadena y recuperar así el poder.

El nuevo equipo ejecutivo ha recibido ya un “mandato claro” del consejo un clara para reducir la deuda total y alcanzar una mayor calificación crediticia. Y el nuevo consejo ya se ha comprometido a recuperar el pago de dividendos en 2017, nuevo años después de la anterior retribución al accionista.

La primera medida concreta para hacer caja es acelerar el proceso de venta del inmueble hotelero que el grupo tiene en Nueva York. Actualmente existe una lista de compradores interesados en la compra del hotel Jolly Madison Towers de Nueva York y el objetivo es cerrar su venta antes de que acabe el año. A partir de ahí los planes pasan por aprovechar el reposicionamiento de los establecimientos del anterior plan para promover la generación de caja y crecer mediante fórmulas que no requieran demasiada inversión (singularmente contratos de alquiler y de gestión”.

 

IMAGEN: El ya ex consejero delegado de NH Hotel Group, Federico González Tejera, en la junta de accionistas de ayer.