El director ejecutivo de Planificación Estratégica y Estudios de CaixaBank, Jordi Gual, se ha mostrado contrario a la renta mínima, una idea que defienden tanto el PSOE como Unidos Podemos de cara al próximo 26-J: “La renta mínima a mí me parece una mala solución para un problema que debemos tratar de abordar de otra manera”.

“El problema de la pobreza debe abordarse con mecanismos que preserven los incentivos de las personas para buscar y aceptar un empleo. Porque tener empleo es más que obtener una renta mensual, es tener un propósito en tu quehacer diario y tener un horizonte vital en tu trayectoria”, ha afirmado.

En lugar de la renta mínima, Gual se ha declarado partidario de un impuesto negativo sobre la renta, que complemente los ingresos cuando las rentas obtenidos en el mercado laboral sean insuficientes para cubrir las necesidades de los ciudadanos.

Durante su intervención en el Congreso de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE), el economista también ha abordado algunos de los problemas económicos a los que se va a enfrentar el Gobierno que salga de la cita con las urnas del próximo domingo. Uno de los entuertos que ha de resolver es el de la dualidad en el mercado laboral, que enfrenta por un lado a los trabajadores con mucha protección frente a los eventuales.

“No es verdad que el número de puestos de trabajo que existen en una economía sea algo dado y que hayamos de repartir”, ha indicado.

Gual: “Tener empleo es más que obtener una renta mensual, es tener un propósito en tu quehacer diario”

Por su parte, otros expertos que han participado en la misma mesa redonda que Gual han apuntado a otros retos para la economía española en la próxima legislatura. Al director de Estudios Financieros de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), Santiago Carbó, le preocupa “hacia dónde va la economía española una vez que el viento de cola termine”.

En este sentido, el director asociado de Asuntos Monetarios de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), el español David López-Salido, ha coincidido en señalar que “España necesita una estrategia de país”.

Este experto también se ha referido a la sostenibilidad del sistema de Seguridad Social y a los problemas de desempleo.

“A mí me preocupa muchísimo lo que en España ocurre cuando entramos en recesión. Aparece un fenómeno muy importante, el paro de larga duración”, ha explicado, al tiempo que ha advertido de que la estancia de trabajadores en el desempleo durante más de dos años “es algo que el país no puede permitirse”.

Villar Mir sale por la puerta grande

Otro agente de la economía española que tampoco ha dejado pasar la oportunidad de opinar sobre las próximas elecciones ha sido el presidente de la constructora OHL, Juan Miguel Villar Mir. Tras anunciar que va a dejar su cargo próximamente, el exministro durante la Transición ha cargado contra Unidos Podemos.

En su opinión, una posible entrada de Podemos en el Ejecutivo “sería una verdadera desgracia para España y para todos los españoles”. Villar Mir ha defendido en su lugar un acuerdo entre PP y PSOE.

“No cabe Podemos. Sería un desastre para la economía española, el dinero nos costaría varias veces lo que hoy y tendríamos situaciones alineadas con criterios que estamos viendo en Grecia o en Venezuela”, ha considerado “Una doctrina marxista-leninista en un país como España está llamada a ser oposición votada por un 10 % de una población frustrada”, ha añadido.

Foto: Efe