A la espera de que Gibraltar tome relevancia informativa, la serpiente periodística del verano que se acerca, y no tiene previsión de que acabe pronto, es la venta de Yoigo por parte de Telia. MásMóvil ha tomado la pole en las últimas semanas, pero Zegona vuelve a dejar claro que ellos siguen en liza.

En un comunicado remitido este lunes a la Bolsa de Londres, Zegona deja constancia de cuáles son sus intenciones en los próximos días. Además, aclara dos cosas que ya estaban sobrentendidas, y manda un recado a nivel corporativo.

Sus intenciones. La sociedad de inversión británica ha querido mostrar que todavía participa de manera activa en las negociaciones para comprar Yoigo al grupo escandinavo Telia. En este mismo escenario, no le ha importado reconocer que hay otro rival en la operación, aunque públicamente no ha querido precisar el nombre.

Dos cosas sobreentendidas. Por otra parte, Zegona ha admitido que ese otro comprador ha realizado una oferta más alta. Esto es sabido por todos. MásMóvil no tiene otra salida, y su oferta sigue aumentando. Aunque también deja claro que esa oferta está condicionada a contar con la financiación garantizada. Asimismo, Zegona deja entrever que la compra de Yoigo está siendo bloqueada, en parte, por los accionistas minoritarios de Yoigo, algo explicado en SABEMOS.

Tema relacionado: Última batalla en la guerra por Yoigo

Recado. Por último, lo que busca Zegona con este comunicado público es hacer ver al mercado que ellos tenían un acuerdo con Telia; y ACS (junto a FCC y Abengoa) lo que han hecho ha sido bloquearlo. Es decir, dejan claro que si no compran Yoigo no es por que no lleguen a un acuerdo, cosa que tenían -además de la financiación-. Simple y llanamente si la operación no está cerrada desde hace unas semanas es porque Florentino Pérez y los minoritarios están llevando a cabo un bloqueo.

¿Qué se puede esperar?

Una de las cosas destacadas del comunicado sobre la compra de Yoigo, es que la intención de Zegona es hacer “progresar esta negociación” mientras evalúa sus oportunidades.

Así, recuerda que la estructura accionarial de Yoigo es compleja y que cualquier transacción requiere el acuerdo de todos sus accionistas, el operador sueco Telia, que tiene el 76,6%, y varios minoritarios.

Por otra parte, la firma británica indicó recientemente que, a diferencia de MásMóvil, ya cuenta con un acuerdo de roaming con Telefónica, que negoció al elaborar su oferta de compra por Yoigo, estimada en unos 550 millones de euros. Mientras, MásMóvil, que habría ofrecido unos 700 millones de euros (aún no garantizados), no cuenta con ese acuerdo, algo que “preocupa” a los bancos a los que ha solicitado financiación, según fuentes británicas.