Tecniberia ha sido la primera en presentar un Recurso Especial en Materia de Contratación contra Aena por la adjudicación mediante subasta electrónica de un proyecto para el aeropuerto de Tenerife Sur, lo que contradice la Directiva europea en esta materia.

La semana pasada informamos en SABEMOS del enfado generalizado del sector ingeniero ante la negativa del operador público a aplicar las Directivas 2014/24/UE y 2014/25/UE del Parlamento Europeo y del Consejo en materia de contratación.

El plazo previsto para su transposición caducó el pasado 18 de abril, con lo que queda en manos del nuevo Gobierno su adaptación efectiva y la puerta abierta a posibles sanciones por el retraso.

Las consecuencias prácticas del incumplimiento son que la actual Directiva europea tendrá que aplicarse por encima de la legislación nacional hasta que ésta se acople a la nueva norma.

Sin embargo, Aena (Ministerio de Fomento) decidió saltarse algunos artículos de la normativa sin motivo aparente. Es el caso de la contratación del expediente DIN 29/16 sobre la adecuación de la plataforma en el aeropuerto de Tenerife Sur, el cual prevé la adjudicación mediante procedimiento de subasta electrónica.

El problema es que los artículos 35.1 y 53.1 de las mencionadas Directivas prohíben cerrar el procedimiento por vía telemática para ciertos trabajos considerados de corte “intelectual”.

“No podrán ser objeto de subastas electrónicas determinados contratos públicos de servicios y obras que, al tener por objeto prestaciones de carácter intelectual, como la elaboración de proyectos de obras, no pueden clasificarse mediante métodos de evaluación automatizados”, explica dicha normativa.

El incumplimiento de las directivas ha movilizado a todo la industria, tanto el Foro para la Ingeniería de Excelencia (FIDEX) como la Asociación Española de Empresas de Ingeniería, Consultoría y Servicios Tecnológicos (Tecniberia) remitieron sendas cartas al operador público pidiendo que se suspendiera la subasta electrónica y se repitiera la licitación mediante concurso.

Sin embargo, una semana después Aena adjudicaba por esta vía el proyecto (8 de junio), lo que ha llevado a Tecniberia a tomar medidas y presentar un Recurso Especial en Materia de Contratación contra el operador.

En dicho documento, se solicita que en virtud a los artículos 35 y 76 de la Directiva sean admitidas las alegaciones expuestas por Tecniberia, se proceda a la anulación del procedimiento, a volver a iniciar la licitación por cualquier otro medio compatible con la Directiva Europea de Contratación del Sector Público y quede en suspenso la tramitación del expediente hasta la resolución expresa por parte del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.