Parece que Gibraltar y OHL han puesto fin a sus enfrentamientos. El Gobierno del Peñón ha llegado a un acuerdo con OHL para reanudar las obras del túnel del aeropuerto. Estas obras consisten en la construcción de una vía de 1,24 kilómetros de longitud con un túnel que permitirá el acceso al aeropuerto de Gibraltar para evitar que los coches y peatones tengan que acceder a través de la pista, como hacen a día de hoy.

Con este acuerdo se pone punto final a un largo litigio de la colonia británica con OHL, que comenzó las obras en 2008 con un presupuesto de 35,7 millones de euros. Ahora, la compañía española podrá reanudar los trabajos el 1 de agosto con un acuerdo que “garantizará su ejecución con un coste cercano al presupuesto original de 2008”, según ha informado el Gobierno de Gibraltar. Se prevé que las obras finalicen antes del 30 de noviembre de 2018.

Las claves del litigio entre OHL y Gibraltar

Los problemas comenzaron en 2011, cuando el gobierno de Gibraltar rescindió el contrato a OHL para este proyecto. Acto seguido, la compañía inició acciones legales contra el ejecutivo del Peñón. Y entraron en el juego los tribunales.

El Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales falló en 2014 a favor del Gobierno de Gibraltar, pues estimaba que la rescisión del contrato había sido correcta. Además condenó a OHL a pagar los costes adicionales en los que se incurriría para finalizar el proyecto.

OHL intentó contraatacar, pero sin mucho éxito. El tribunal de Apelación desestimó el recurso de la empresa contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Inglaterra y Gales en julio de 2015. El Tribunal Supremo de Inglaterra hizo lo mismo.

OHL tenía que pagar sí o sí. El juicio para cuantificar el importe exacto de la indemnización estaba previsto para 2017, pero se va a librar. Ya no será necesario celebrarlo con motivo del acuerdo que han alcanzado las dos partes.

El nuevo acuerdo

Y aquí es cuando entra en juego el nuevo acuerdo. En él se establece que OHL recibirá casi 31 millones de euros por el proyecto, incluyendo en esa cantidad los pagos que ya se han realizado. En el contrato original, rescindido en 2011, se establecía un pago de 38,7 millones a la compañía. ¿Y los más de 7 millones de euros de diferencia? Esta cantidad será la compensación por los costes y gastos en los que el Gobierno de Gibraltar ha incurrido desde la rescisión del contrato.

OHL ha indicado que los trabajos consistirán en el diseño y construcción de una vía de 1,24 kilómetros y dos carriles en cada sentido que unirán la Devil’s Tower Road (una carretera gibraltareña) con el control fronterizo con España. Parte del trazado de esta carretera, que circunvalará el aeropuerto del Peñón, se llevará a cabo a través de un túnel de 350 metr0s bajo la cabecera 27 de la pista de vuelos. En paralelo a este túnel se construirá otro destinado a peatones y ciclistas. También se construirá un edificio para albergar un futuro centro de control y explotación de las instalaciones de los túneles.

Sobre el acuerdo con OHL, el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, ha señalado que “seguir adelante con el proceso judicial solo lograría retrasar la finalización de las obras del túnel y seguir generando gastos”. Además considera que el acuerdo garantiza que el precio final del túnel se acerque “lo más posible” al presupuesto original.