Toni Roldán, número dos por Barcelona, ha afirmado que “en principio” su partido apoya esa pseudociencia porque no la ve “perjudicial para nadie”. La formación aclara que es un malentendido y que sigue apostando por hacer pedagogía para que la gente valore los principios del método científico y no recurra a esas prácticas tan cuestionadas.

“¿La homeopatía? Sí, en principio sí, no me parece que sea perjudicial para nadie. Sí, sí que estoy a favor.” Estas palabras de Toni Roldán, número dos de la lista de Ciudadanos al Congreso por Barcelona, han causado un importante revuelo en el arranque de la última semana de campaña electoral. El apoyo de Roldán a este sistema de medicina alternativa, muy criticado por profesionales sanitarios y científicos, ha sido acogido con estupor y ha obligado al partido a aclarar que todo es un malentendido. Las declaraciones de su portavoz económico y de I+D, realizadas al portal Hipertextual, obedecen a una “confusión” y no reflejan ni mucho menos un viraje en los postulados de Ciudadanos al respecto, que mantiene su discurso crítico “con todas las pseudociencias”.

Así lo han manifestado fuentes oficiales de la formación naranja a este diario, que restan importancia al episodio y recuerdan su postura oficial en este ámbito, presente en el programa electoral. Ciudadanos considera crucial la labor pedagógica para deslegitimar estas cuestionadas prácticas que si están ganando terreno entre la población es en buena parte por la falta de información.

Tema relacionado: Malos tiempos para la homeopatía

“Es un hecho que existe un desconocimiento general de los principios del método científico incluso entre personas con formación universitaria, lo que conlleva un elevado nivel de desconocimiento de la fortaleza y la verdad de la ciencia respecto a las pseudociencias, así como el papel de la ciencia en el desarrollo económico y competitividad internacional del país”, recoge el texto con que Albert Rivera se presentó a los comicios de diciembre y que ha sido revalidado para el 26-J, con los únicos cambios a que ha obligado la coyuntura económica.

El programa apuesta por dirigir “a todos los estamentos de la sociedad una continuada acción divulgativa de los aspectos básicos de la ciencia, de las ventajas y aplicaciones de los descubrimientos, así como aclarar qué es una verdad científica, cuáles son las dificultades y límites de la ciencia y qué es una mera quimera o pseudociencia”. En este apartado sigue estando la homeopatía, pese a las palabras de Roldán, hombre clave del equipo económico de Rivera. Ciudadanos “no apoya para nada” la homeopatía, según las citadas fuentes.

Además, el partido ha difundido este lunes un comunicado donde subraya que rechaza “las terapias cuya efectividad no se ha demostrado científicamente”. De este modo, se opone “rotundamente a la financiación y promoción públicas” de estas prácticas, “así como a la publicidad engañosa” sobre su “supuesto uso terapéutico”.

La formación de Rivera aprovecha la ocasión para redoblar su compromiso con “una sanidad pública, universal y de la máxima calidad, que recoja únicamente las terapias y tratamientos avalados por la ciencia”. No caben dudas al respecto: “la homeopatía no está entre dichas terapias, como certifica la OMS y como han reiterado diversas instituciones médicas españolas y, por tanto, no debe tener cabida en el sistema nacional de salud”.

El propio Toni Roldán a querido matizar sus palabras en las redes sociales.

[Lo que dice el programa]

programa