Las fragancias catalanas vienen pisando fuerte. La empresa de perfumes y aromas Eurofragance ha inaugurado un nuevo centro de creación en Singapur después de invertir dos millones de euros.

Las obras, que comenzaron en octubre del año pasado, ya han finalizado y ya están listos los 1.100 metros cuadrados de superficie que tiene el centro. Además, está situado en el Nucleos Building de Singapur, un atractivo espacio de la ciudad destinado a los negocios y a la ciencia que está concebido como un “hub” de empresas dedicadas a I+D.

Los objetivos de Eurofragance

Con la nueva fábrica, Eurofragance trata de acercar e incrementar la producción en el Sudeste Asiático, un área geográfica estratégica para la compañía gracias al rápido crecimiento que está experimentando. La planta, que contará con tecnología robótica de ultima generación, está integrada a día de hoy por un equipo de 15 personas con Markus Steger, director general de Eurofragance Asia Pacífico, al mando.

Según ha comunicado la empresa catalana, este centro es el cuarto de este tipo y se une a las plantas que ya tienen en Barcelona y México. Uno de sus principales objetivos es potenciar las ventas del grupo en Asia así como agilizar la ejecución de proyectos.

Más planes fuera de España

La compañía catalana de las fragancias quiere seguir creciendo fuera de España. Y otra vez ponen el foco en Singapur: Eurofragance tiene previsto abrir otra planta de producción en ese país antes de finales de año. Invertirá un total de cerca de dos millones de euros en dos fases y tendrá una plantilla inicial de seis trabajadores.

Además, Eurofragance está inmersa en un plan de expansión. La compañía se ha marcado como meta alcanzar una facturación en 2016 de 77 millones de euros. Pero quieren más. Para 2018 esperan llegar a los 100 millones.