El primer smartphone que llega a España con la marca Lenovo es el Lenovo K5, un teléfono de gama media cuyo precio no llega a los 200 euros y que curiosamente podría competir con los terminales Moto.

No hay que olvidar que los últimos Motorola Moto G4 y G4 Plus llevan sello de Lenovo. Y a pesar de tener los mismos “padres”, lo cierto es que tienen muchas diferencias entre ambos dispositivos: no se parecen físicamente, no están fabricados con los mismos materiales, no comparten características, tienen diferentes precios e, incluso, podríamos decir que están dirigidos a diferentes perfiles de usuario. Eso sí, los dos se podrían clasificar dentro de la categoría de gama media.

En SABEMOS ya os hemos hablado del Moto G4, así que ahora toca prestarle atención al Lenovo K5:

Primeras impresiones

Más de lo mismo. Eso es lo primero que percibí al coger este terminal que tiene un diseño bonito pero nada original ni innovador: está fabricado en plástico y aluminio, tiene los bordes ligeramente redondeados, en la parte delantera nos encontramos con los clásicos botones de Android bajo la pantalla y por detrás es donde se sitúan los dos altavoces con tecnología Dolby, la seña de identidad de este Lenovo K5.

IMG_4802

Lo que sorprende es descubrir que podemos retirar la parte trasera para acceder a la bandeja de las tarjetas SIM, la microSD y la batería, que es extraíble. El dispositivo da la sensación de ser muy compacto y en un primer momento no piensas que se pueda quitar la carcasa que está muy bien encajada. El borde de aluminio cumple muy bien la función de ocultar la separación entre las partes.

En el lateral derecho se sitúan los botones de volumen y de desbloqueo mientras que el otro lado está totalmente libre. En la parte superior es donde se ha colocado la entrada de los auriculares y la ranura para la carga de la batería. Los altavoces, como ya hemos dicho, en este caso están por detrás y tienen un una pequeña protuberancia que permitirá que el sonido salga sin importar que el teléfono esté sobre una mesa o cualquier superficie que pudiese obstruir la reproducción del audio.

El Lenovo K5 no es demasiado pesado (142 gramos) y cuenta con un buen tamaño (142 x 71 x 8 mm), lo que nos permite agarrar el teléfono con firmeza y sin miedo a que se nos pueda resbalar de las manos. Su pantalla de 5 pulgadas es más que suficiente para poder consultar las redes sociales y ver contenido multimedia de manera cómoda.

Funciona con fluidez, aunque hay que destacar que utiliza una capa de personalización que a mí no me ha terminado de convencer, aunque todo es cuestión de gustos. Para hacer fotos, subir imágenes a las redes sociales, consultar el correo, jugar a juegos ligeros, hablar por Whatsapp y ver algún que otro vídeo en Youtube con el Lenovo K5 tenemos más que suficiente, mientras que los usuarios más exigentes echarán de menos en este terminal algo más de potencia.

IMG_4795

Cámara

¿Qué podemos pedirle a la cámara de un teléfono de 179 euros? Que saque imágenes acorde con su precio, es decir, aceptables aunque no sobresalientes. Y esto es precisamente lo que tenemos.

Últimamente se pide a las cámaras de los smartphones que consigan resultados propios de una cámara profesional y eso es algo que todavía no hemos visto, y que mucho menos vamos a ver en dispositivos de gama media.

El Lenovo K5 cuenta con una cámara trasera de 13 Mpx con flash que nos permite salir del paso con imágenes que en muchas ocasiones tienen algo de ruido pero que son más que válidas para compartir en redes sociales. La interpretación del color tampoco es la más acertada pero si contamos con unas condiciones de luz más o menos aceptables sacar una foto no tiene por qué resultar ningún problema.

IMG_4794

La cámara delantera, de 5 Mpx, es un poco más de lo mismo. A Lenovo podríamos pedirle un poco más, sobre todo teniendo en cuenta el tipo de usuario al que va dirigido este smartphone, pero la calidad de la cámara viene en cierto modo justificada por el precio del teléfono.

En cuanto a la aplicación de la cámara, decir que no me ha gustado demasiado ya que no es muy intuitiva y es bastante básica. Aunque todo es cuestión de acostumbrarse, sobre todo porque normalmente utilizamos el modo automático para sacar la foto y para jugar con la luz, el brillo, el contraste, etc., utilizamos otras aplicaciones.

IMG_4806

Batería

Con una batería extraíble de 2.750 mAh este Lenovo K5 puede aguantarnos todo un día sin problema. Como siempre, la duración de la batería dependerá del uso que se dé al terminal.

Los usuarios a los que va dirigido el smartphone deberían de tener más que suficiente con este teléfono. Quienes necesiten estar constantemente con el teléfono en la mano realizando llamadas, contestando correos, jugando, viendo series, etc., tendrán que hacerse con una batería portable o ir con el cargador encima a todas partes si quieren usar un Lenovo K5 y no quedarse sin batería a la mitad del día.

Otras características

IMG_4809

Funciona con Android 5.1, mientras que los nuevos teléfonos Moto G4 ya utilizan Marshmallow. Es un detalle a tener en cuenta y que Lenovo debería haber solucionado. Aunque también es cierto que a pesar de que Lollipop sea una versión más antigua del sistema operativo es la más utilizada en la actualidad.

Igualmente esto hace que Lenovo no pueda competir con Motorola y tenga que luchar con otros terminales que podrían contar con sus mismas características y precio.

Por otro lado, en el Lenovo K5 tampoco tenemos NFC, una tecnología a la que se resisten muchos smartphones debido a que su uso no está demasiado extendido. Serán los pagos móviles los que conviertan en indispensable el NFC, pero mientras tanto parece que los fabricantes prefieren no apostar por ello y ahorrarse algunos costes.

Lo que sí ha hecho bien Lenovo es lanzar este producto con dualSIM, con la opción de usar dos tarjetas SIM, algo que comienza a ser habitual en muchos teléfonos.

Características del Lenovo K5

  • A la venta: mayo de 2016
  • Dimensiones: 142 x 71 x 8 mm
  • Peso: 142 gramos
  • Pantalla: 5 pulgadas HD (1280X720)
  • Sistema Operativo: Android Lollipop 5.1
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon de hasta 1,4 GHz
  • RAM: 2 GB
  • Memoria interna: 16 GB (ampliable hasta 32 GB con microSD)
  • Batería: 2.750 mAh
  • SIM: dual SIM
  • Cámara: trasera de 13 MP y delantera de 5 MP
  • Conectividad: 4G, wifi, bluetooth y GPS
  • Colores: plata platino, oro champán y gris grafito
  • Precio: 179 euros