Que un miembro de la Unión Europea deje la senda comunitaria es un escenario que nunca hasta esta semana se había producido, por lo que las consecuencias del Brexit -si se produjera- son impredecibles. A nivel político y, sobre todo, económico. No sólo las empresas británicas y la deuda soberana del antiguo imperio se pueden resentir sino que también peligra el negocio de las compañías internacionales con operaciones en el Reino Unido, como Inditex y Mango.

Estas dos son las compañías textiles españolas con más presencia en el exterior. Se trata de dos firmas que, aunque difieren mucho en tamaño, están entre las 7 compañías de fast fashion más grandes del mundo, lo que las hace más resistentes a los vaivenes en el mercado español.

Sin embargo, los terremotos en las economías internacionales pueden tener consecuencias en sus cuentas. En el caso del Reino Unido, Inditex y Mango tienen 160 establecimientos en el país. Por lo tanto, podrían ser unas de las empresas más golpeadas por las consecuencias económicas del Brexit.

Inditex cuenta con 106 tiendas en Reino Unido: 68 de Zara, 13 de Massimo Dutti, 12 de Zara Home, 7 de Pull & Bear, 5 de Bershka y 1 de Stradivarius. Por su parte, Mango dispone de 54 establecimientos en el UK, 2 de ellos bajo el régimen de franquicia y el resto en propiedad.

La secuela lógica y casi directa del Brexit sería la devaluación de la libra esterlina, lo que mermaría el poder adquisitivo de los compradores y presumiblemente provocaría descensos de ventas en las tiendas de Inditex y Mango.

Pablo Isla: “El Reino Unido sería más débil fuera de Europa”

Pero las repercusiones de esta devaluación también afectarían a las inversiones de estas compañías en el Reino Unido. Sin ir más lejos la sociedad a través de la cual Amancio Ortega controla Inditex, Pontegadea, ha comprado en los últimos años importantes edificios en Londres, el último de ellos por 320 millones de euros. Una devaluación de la libra bajaría de inmediato el precio de los inmuebles, así que el fundador de Zara se anotaría importantes pérdidas patrimoniales.

Con razón ha salido el presidente de Inditex, Pablo Isla, a defender el mercado único europeo durante su comparecencia ante los analistas financieros tras la presentación de los últimos resultados de la compañía.

“Una alteración del mercado único y de las reglas que gobiernan a los Veintiocho reduciría, no impulsaría, nuestra prosperidad”, ha afirmado. “Respetando la decisión de los británicos, creemos que una Europa sin Reino Unido sería más débil, igual que el propio Reino Unido sería más débil fuera de Europa“, ha concluido.

Con estas declaraciones, Isla respalda alguno de los argumentos que ya suscribió cuando firmó la carta publicada por la Mesa Redonda Europea de Empresarios Industriales. En el texto de este selecto club, compuesto por medio centenar de las mayores compañías industriales del viejo continente, también están las rúbricas de los presidentes de Telefónica y de Iberdrola, José María Álvarez-Pallete e Ignacio Sánchez Galán.

No es raro que la causa contra el Brexit haya movilizado a los líderes de estas tres multinacionales españolas: mientras Telefónica todavía es la dueña del operador británico O2, Iberdrola dispone de instalaciones de renovables en Escocia. Todos se la juegan el próximo jueves 23 de junio.

Foto: tienda de Zara en la londinense Regent Street. Flickr – Plaza Financiera