Cuando se dispone a cerrar la compra de Yoigo y convertirse en el cuarto operador móvil español, MásMóvil se topa con un problema. Da igual las cifras que esté hoy ofreciendo a los bancos y posibles inversores: van a tener que restar cerca de 100.000 líneas de móvil a las que afirman tener, lo que viene a ser una décima parte de las que sumarían tras completar la compra de Pepephone.

¿A qué se debe esta fuga masiva de clientes?

Según ha podido constatar SABEMOS, se debe a una combinación de factores. Por un lado, MásMóvil va a perder a República Móvil, un operador al que daba servicio Happy Móvil, un contrato que adquirió tras la compra de Xtra Telecom. Sin embargo, sus cerca de 50.000 clientes van a moverse, ya que no han conseguido firmar una ampliación del acuerdo. República Móvil operará directamente sobre la red de Orange. No obstante, según MásMóvil, todavía no les consta que se haya tomado una “decisión final” al respecto.

Pero como las desgracias nunca vienen solas, MásMóvil se prepara para recibir otro varapalo adicional. Pero para esto tenemos que hacer un poco de historia. MásMóvil controla otro negocio a través de Xtra Telecom, el de Cablemóvil, una operación que, básicamente, se encargaba de facilitar móvil a pequeños negocios muy locales de cable, de esos chiquititos que se ven en ciudades de toda España.

En el marco de estos acuerdos, MásMóvil tenía información sobre los precios de los paquetes convergentes de todos estos agentes. ¿Problema? Al lanzar su propia operación convergente, MásMóvil ha atacado no a los grandes operadores, sino a estos pequeños negocios, que ahora se sienten apuñalados por la espalda.

Fuentes del sector familiarizadas por la situación y consultadas por SABEMOS confirmaron el malestar de los antiguos aliados regionales de MásMóvil y estimaron que la fuga masiva, entre República Móvil y estos pequeños operadores, sumará más de 100.000 líneas. Quienes no se vayan a Open Cable irán a Aire Networks, un camino que ya siguió hace años la operadora andaluza Only Cable cuando se migró desde Xtra.

Por supuesto, 100.000 líneas no importarán una vez completen la compra de Yoigo, una transacción en la que tienen, a día de hoy, una clara posición de ventaja gracias a la inminente entrada en su ampliación de capital del fondo Providence Equity.