En los tiempos que corren la informática cada vez está más presente en nuestras vidas a través de la tecnología. Por ello, la labor de los ingenieros informáticos es clave en el progreso de la sociedad. Pues bien, este colectivo se rebela porque no se les reconoce su cualificación personal.

El sector de la ingeniería informática reclama al Gobierno el reconocimiento de la cualificación profesional de la profesión tras haber sido excluido respecto al resto de ingenierías en ese reconocimiento en un informe emitido por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Así lo han recogido en un comunicado conjunto el Consejo General de Colegios Profesionales de Ingeniería en Informática (CCII y Conciti) y Directores y Decanos de Ingeniería Informática (CODDII) y representantes de los estudiantes (RITSI).

Todos ellos se reunirán este viernes en Madrid para debatir qué medidas tomarán ante la situación actual. En el comunicado ya han adelantado que no se descartan las movilizaciones e incluso se podría convocar una huelga de profesionales del sector a nivel nacional.

Hace meses, los profesionales informáticos junto a los centros universitarios y los estudiantes trasladaron al Gobierno y al Ministerio de Industria, Energía y Turismo sus propuestas para solucionar los problemas que afronta el sector de la ingeniería informática. Sin embargo, ante el desplante del Ministerio, este colectivo se ha mostrado indignado.

El origen del problema

En 2008, con Zapatero en la Moncloa, se sacó adelante el Real Decreto 1837/2008 sobre Reconocimiento de Cualificaciones Profesionales. En él, no se equipara en materia de cualificaciones profesionales a la ingeniería informática con el resto de ingenierías.

Ahora, el Gobierno está terminando de preparar un borrador de actualización de este Real Decreto. Lo que denuncian las asociaciones de estudiantes y de profesionales es que en esta actualización se comete el mismo error y no se contempla el reconocimiento de la cualificación profesional de los ingenieros informáticos.

Algunas consecuencias de este hecho son las distinciones a los estudiantes de informática a la hora de pagar tasas y de conseguir beca en comparación con estudiantes de otras ingenierías, así como la dificultad de competir en igualdad de condiciones por un puesto de trabajo en España y en Europa.

¿Y qué van a hacer los ingenieros informáticos?

Además del aviso de movilizaciones y de una posible huelga, los representantes del sector van a remitir una carta conjunta a los candidatos de los principales partidos. En ella, les informarán de la situación actual y les solicitarán que incorporen a sus propuestas su acción de Gobierno la definición de una política informática a nivel nacional.

Estas son las principales medidas que reclaman los ingenieros informáticos:

  • Resolver la situación regulatoria de informática a nivel académico y profesional.
  • Crear una estrategia en España de transformación digital de la empresa.
  • Sacar adelante un plan de incorporación de la informática a la educación obligatoria como parte de la estrategia española de competitividad y empleabilidad.
  • Elaboración de un plan de transformación digital de las administraciones públicas.