El sindicato Comisiones Obreras ha presentado un Recurso de alzada y tiene previsto llegar al Contencioso Administrativo por la violación continuada por parte de la Comunidad de Madrid de la normativa referente a los ratios de escolarización. Actualmente, dos aulas de cada centro superan el número de alumnos permitido por la Ley.

Las palabras del actual consejero de Educación madrileño, Rafael van Grieken, durante su intervención la semana pasada en la Asamblea han encendido los ánimos sindicales, que manejan cifras muy diferentes a la realidad descrita por las autoridades.

El discurso del responsable de educación sobre los ratios de escolarización y su cumplimiento fue el fuego que encendió la mecha y provocó la respuesta de los representantes de los trabajadores.

Según van Grieken, en la Comunidad sólo hay unas 240 aulas cuyo número de alumnos supera el ratio normativo, una cifra que contrasta con los 2.720 grupos que superan el número de alumnos por aula, según los datos de Comisiones Obreras (CCOO) recogidos en su último informe sobre la educación pública en Madrid publicado en marzo.

Si se tienen en cuenta que en Madrid existen 1.099 centros educativos de titularidad pública entre colegios e institutos, la media queda en 2,5 grupos incumplidores por cada centro.

“La masificación de la educación pública en Madrid no es algo nuevo, ocurrió durante los ocho años anteriores y con la gestión de Cifuentes todo sigue igual. El problema es que nieguen los datos y encima se mienta en sede parlamentaria. Nosotros hemos realizado nuestro informe en base a un recuento paralelo según el número de quejas y los datos por centros porque la Consejería no hace públicos los suyos “, explica Isabel Galvin, secretaria general de la Federación de Enseñanza del sindicato.

Las fuentes sindicales denuncian que la Comunidad ha hecho “una aplicación indiscriminada” del aumento del 20% en el número máximo de alumnos permitido por el Real Decreto 14/2012, un incremento que se ha mantenido a lo largo del tiempo y que únicamente estaba en vigor mientras la tasa de reposición de efectivos fuera inferior al 50%, algo que dejo de ser así hace más de un año.

Respecto al 10% de exceso contemplado en la norma, CCOO recuerda que este sólo se contempla para casos de urgente necesidad de escolarización y en las etapas obligatorias, con lo que sería ilegal realizar la planificación sobre esta base. Sin embargo, para la Comunidad de Madrid este margen se ha convertido “en la regla, no en la excepción”, lo que según el sindicato supondría “una ilegalidad reiterada”.

Todo esto ha llevado a la Federación de Enseñanza a presentar un Recurso de alzada por la vía administrativa para revisar las actuaciones de la Comunidad en esta materia, ya que no aceptan reunirse con ellos y tampoco compartir datos al respecto. Si la actitud del Gobierno autonómico se mantiene, desde CCOO confirman que se están planteando iniciar los procedimientos judiciales y llevar el caso al Tribunal Contencioso Administrativo.