El juez Fernando Presencia está últimamente en todas partes. El magistrado, que fue sancionado en Valencia en relación con una serie de cursos que se impartían a futuros administradores concursales, y que viene de ser suspendido de funciones por un delito de prevaricación judicial en su nuevo destino, Talavera de la Reina, intenta demostrar ahora cómo Manos Limpias está atentando contra los derechos de doña Cristina de Borbón en el Caso Nóos.

Para poner en contexto la situación, el juez Presencia está convencido de que todos sus males tienen que ver con un único motivo: su defensa de la figura de la dación en pago. Considera que se le ha perseguido en una maniobra orquestada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ausbanc, y los propios bancos que apoyaban a la organización de Luis Pineda.

“Todos mis males vienen de la dación en pago”. Así se mostraba Presencia en una entrevista con SABEMOS recientemente. Pero eso no ha medrado en su intención de luchar por lo que cree justo.

De este modo, el juez se ha personado este lunes como perjudicado en las Diligencias Previas seguidas ante el Juzgado Central de Instrucción nº 1 de la Audiencia Nacional contra Luis Pineda Salido, Miguel Bernad Remón y otros directivos de Ausbanc y Manos Limpias, reproduciendo la denuncia que el pasado 22 de abril formuló ante la UDEF sobre la extorsión de que había sido objeto por parte del sindicato Manos Limpias en el procedimiento que, por un presunto caso de corrupción urbanística, se sigue ante los Juzgados de Talavera.

En cuanto al escrito, Presencia manifiesta que “nos encontramos cómo por Manos Limpias se está atentando en la actualidad contra los derechos de doña Cristina de Borbón en el Caso Nóos, respecto de la cual Manos Limpias, el pasado viernes día 10 de junio, elevó a definitivas sus conclusiones provisionales, de tal forma que es la única parte que dirige acusación contra la misma, en contra de lo mantenido por todas las acusaciones incluido el Ministerio Fiscal y la perjudicada representada por la Abogacía del Estado, y de lo mantenido por los propios peritos e Inspectores de Hacienda”, ha señalado textualmente Presencia en su escrito.

El juez decano de Talavera va incluso más allá en su explicación y advierte que “en este momento se está sometiendo a un juicio, como acusada, a una persona que no estaría acusada si no fuera por la Acusación Popular que está ejerciendo Manos Limpias con fines espurios e ilícitos.

 

Foto: Fernando Presencia, juez de lo mercantil. Por CONFILEGAL