Se abren nuevos horizontes para Acciona. La compañía española de infraestructuras y energías renovables ha entrado en Filipinas. ¿Y qué va a hacer allí? Encargarse del diseño, construcción, operación y mantenimiento durante un año de una planta potabilizadora de agua salobre.

Acciona ha conseguido su primer contrato en Filipinas. Con este contrato adjudicado en consorcio, la multinacional desarrollará la potabilizadora filipina Putatan 2 por cerca de 90 millones de euros. Con este proyecto, Acciona reforzará su presencia en el sudeste asiático, un mercado que se considera de enorme potencial en proyectos de infraestructuras.

El contrato de Acciona

El contrato que ha conseguido Acciona está licitado Maynilad Water Services (MWSI), el proveedor de servicios de agua y aguas residuales de Gran Manila. El consorcio del que forma parte la compañía española está integrado además por las empresas locales Jardine Electric Control Philippines (JECP) y Frey Fil.

La nueva planta potabilizadora

La planta potabilizadora de agua salobre Putatan 2 estará situada en la localidad de Muntinlupa, en el extremo sur del área metropolitana de Manila. Se construirá en una zona adyacente a la planta Putatan 1, ya existente. La finalización de las obras está prevista para mediados de 2018 según los cálculos de la empresa.

Las nuevas instalaciones prestarán servicio a un área que incluye a cerca de 6 millones de personas y tendrán una capacidad de 100.000 metros cúbicos diarios con la posibilidad de ampliarlo a 150.000. La planta de Acciona posibilitará el tratado y potabilización de las aguas brutas de Laguna de Bay, el lago más grande de Filipinas con 911,7 kilómetros cuadrados.

A pesar de la abundancia de recursos hídricos de Filipinas, Acciona ha señalado que muchos hogares no tienen acceso a agua potable y pretende suprimir estas carencias con la nueva potabilizadora.