Esperamos a Melchor Miralles en una tranquila terraza en las inmediaciones de la madrileña Plaza de Castilla. Queremos preguntarle por su proyecto Sin Filtros, una web de reportajes que lo mismo habla del camino de los refugiados sirios en España, de la dramática situación que se vive en Venezuela o DE los ‘padrotes’ mexicanos, los chulos que primero enamoran a sus víctimas y después venden sus cuerpos decenas de veces al día. Así que nuestra primera pregunta es cómo diantres un tipo con su enorme currículum y trayectoria periodística se arriesga a montar un proyecto de estas características.

“A mi edad, o me ponía hacer ya algo mío o no. Hace tres años puse en marcha la productora Cuerdos de Atar con Guillermo Gómez. Y en este tiempo hemos sido una productora al uso”, explica Miralles.

“Pero desde hace tiempo tenía en la cabeza Sin Filtros, un proyecto que tiene como bandera la independencia”, explica Miralles. “Le ofrecí hace tiempo la idea a Luis Velo, que en aquella época dirigía Movistar+, y le encantó. Cuando dejó Telefónica no pude ofrecerle mucho dinero, pero sí un proyecto apasionante, lanzar Sin Filtros como una marca de Cuerdos de Atar, dirigida al mercado español pero con el ojo puesto en Hispanoamérica”, subraya. Para su sorpresa, cuando el directivo abandonó la compañía, se llevó a comer a Miralles y a Gómez y aceptó el desafío.

Poco después, y a través de Velo, atrajeron a un personaje apasionante y al que, lamentablemente, no le gusta mucho aparecer en medios. Se trata de Delfin Gibert, un empresario español no muy conocido dentro de nuestras fronteras pero que montó en EEUU la mayor compañía del mundo de envases de aluminio ligero, Exal. Una empresa que creó un método revolucionario de fabricación y que envasa desde laca o desodorante, hasta lubricantes de automoción o cervezas. ¿Se acuerdan de la edición especial en aluminio de Coca-Cola en los Juegos Olímpicos de Beijing? Gibert, que ya abandonó hace un par de años la primera línea ejecutiva dentro de la compañía que fundó, garantizaba a los socios las tres cosas que más necesitaban: libertad, fondos y confianza en su gestión.

El periodista, considerado clave en el desmantelamiento del GAL, uno de los fundadores de El Mundo con Pedro J. Ramírez, y productor cinematográfico con gran éxito gracias a los filmes de Miguel Courtois Lobo y GAL, va a cumplir el próximo año dos décadas en el mundo de la producción televisiva, y afronta su nuevo proyecto con ilusión.

Es un mercado saturado y cada vez abren medios más antiguos periodistas de El Mundo.

Vamos a vivir de la publicidad, y cada vez tengo más claro que nos va a salir bien. No tenemos departamento comercial, pero la publicidad va a entrar, porque si hay tráfico habrá ingresos. Y pensamos obtener mucho tráfico. Eso nos permite garantizar que ningún poder va a poder parar un vídeo de Sin Filtros, que no va a depender de los presidentes del Ibex.

¿Y cómo se consigue ese tipo de tráfico?

Puedo decirte, por ejemplo, que hemos firmado un acuerdo con Televisa para emitir vídeos en sus informativos, y estamos negociando con más actores en España, Argentina, Colombia y varios grupos de medios en América Latina. Estamos dispuestos a cerrar acuerdos con quien quiera, nuestra única condición es que el tráfico es nuestro.

¿Cuál es vuestro alcance geográfico y de recursos humanos?

Tenemos un equipo en Libia, donde no va nadie en los últimos años, trabajamos en Venezuela, donde está psaando de todo, y vamos a grabar también en Argentina, en Francia… Queremos estar, o al menos intentaremos estar, en zonas informativas opacas, que son muchas. Y donde hay otra gente, mostrar la realidad con una visión diferente.

Supongo que lo haréis básicamente con autónomos y freelance.

No. Tenemos 49 personas en nómina y hay que pagarles odos los meses… Necesitábamos gente y hemos encontrado una plantilla que combina bien perfiles de gente joven con veteranos. Vamos a lanzar un vídeo cada día de lunes a viernes, eso no se puede hacer sin gente. Pero lo mejor es que nuestro plan de negocio muy conservador. Vamos a perder dinero una temporada pero nos va a ir bien. Como leí en una ocasión, la incertidumbre es el refugio de la esperanza –la cita es de Henri Frederic Amiel–.

¿Y qué temas queréis tratar?

Lo que funcione en visitas, sí, pero sin bucear nunca en el click fácil. Los vídeos durarán lo que necesite la historia, desde dos hasta 30 minutos.

Entiendo que utilizáis a Google y Youtube como servidores de vídeo y comercializadores de la publicidad. Eso os ofrece una audiencia global en castellano.

Cada día tengo más claro que nos va a salir muy bien porque estamos en el momento adecuado. El consumo de vídeo en Internet crece un 80% cada año. Hubo un programa que presenté hace años, Twision, que fue elegido como uno de los más innovadores en 2010 y que por primera vez conjugaba televisión y redes sociales. Claramente llegó antes de tiempo. Con Sin Filtros estamos en el momento adecuado.