Apenas restan unas horas para que dé comienzo la Eurocopa de fútbol. El hotel de la selección española debe ser debe ser un hervidero de nervios, tensión y ansiedad para que empiece la competición. Pero deben estar de enhorabuena, sobre todo si gana Podemos las elecciones del próximo 26 de junio. El futuro de estos jugadores puede dar un giro inesperado.

El partido liderado por Pablo Iglesias ha sido uno de los más beligerantes contra las puertas giratorias. Es decir, la práctica de que un alto cargo político termine en una empresa con un puesto de responsabilidad. Ahora resulta que Podemos va a fagocitar una nueva puerta giratoria a la inversa: los deportistas de élite teniendo acceso reservado para trabajar en diferentes ministerios y organismos públicos.

Este miércoles el partido morado ha presentado su programa de cara a las próximas elecciones generales. Al margen de la anécdota sobre su formato, copiado de un catálogo de Ikea, hay algunos puntos, como el número 163, que buscan cambiar la relación de los deportistas de élite con la sociedad.

En concreto de trata de su ‘Plan de apoyo a deportistas de alto nivel’. El argumento que esgrime Podemos es el siguiente: “Durante los últimos años hemos visto cómo muchos de nuestros más reconocidos y laureados deportistas han terminado sus carreras deportivas y, por diferentes motivos, no solo no han sido capaces de integrarse en la sociedad y aportar todos sus conocimientos y experiencia, sino que además en algunos casos han tenido un final trágico”.

Por este motivo, Podemos cree que debe dar un paso al frente, y se sienten obligados “a ofrecer un sistema que pueda realizar esa transición e, incluso, a asegurarles vías de acceso a las instituciones de aquellas áreas donde pueden aportar valor”.

El plan de Podemos para los deportistas

Para llevar esta iniciativa a cabo, los de Pablo Iglesias proponen desarrollar un programa académico para colegios, institutos de ESO y bachillerato. También un programa de desarrollo del deporte universitario y de los deportistas universitarios, así como un plan de acceso a la función pública y admisión como funcionarios en los ministerios que más podrían beneficiarse de los conocimientos y experiencias adquiridas por los deportistas de alto nivel, lo cual se concretará en una reserva de plazas en la oferta pública de empleo de los siguientes ministerios.

Las reservas de plazas de configuran de la siguiente manera:

Ministerio de Defensa: el 3% de las plazas en cada oferta pública, distribuidas entre los diferentes cuerpos que lo integran: el Estado Mayor, el Ejército de Tierra, el Ejército del Aire, la Armada y los Cuerpos Comunes.

Ministerio del Interior: el 2% de las plazas en cada oferta pública de los diferentes cuerpos que lo integran: el Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil, las Instituciones Penitenciarias, Protección civil y Emergencias, y la Dirección General de Tráfico.

Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas: el 2% de las plazas en cada oferta pública del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, y del Servicio de Vigilancia Aduanera.

Ministerio de Educación, Cultura y Deporte: el 2% en cada oferta pública.

Para facilitar el acceso de este colectivo a dichos puestos dentro de la administración pública, proponen hacer unas pruebas de acceso adaptadas, la garantía de flexibilidad laboral, con horarios y funciones que permitan compatibilizar esta actividad con la de entrenamientos y competiciones.

¿Se imaginan a Garbiñe Muguruza en el ejército? ¿A Sergio Ramos como agente de policía? Ellos no, por supuesto, ya que en sus carreras profesionales probablemente harán tanto dinero que no lo necesiten. Unidos Podemos piensa más en todos esos ‘gladiadores’ que jaleamos cuando ganan y de lo que nos olvidamos cuando pierden.