La presidenta de la Comunidad de Madrid califica de “frustrantes” las negociaciones con el Ayuntamiento. La alcaldesa, Manuela Carmena, se niega a “dar marcha atrás” y desbloquear el proyecto de Distrito Castellana Norte (DCN) en la Asamblea. La ministra de Fomento no examinará lo que considera “una propuesta con 23 páginas y algunos mapas”.

Las conversaciones no pueden estar más estancadas entre las administraciones encargadas de negociar el futuro de la denominada ‘Operación Chamartín’. Por un lado, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de Fomento –en representación de Renfe y Adif- siguen defendiendo la propuesta de DCN, la promotora del proyecto inicial.

Por el otro, el Ayuntamiento de Ahora Madrid, que mantiene su empeño en aplicar una nueva propuesta diametralmente distinta a lo acordado durante los últimos 20 años.

La situación actual: un callejón sin salida. Los vetos mutuos entre las administraciones han dejado el futuro de la zona Norte de Madrid a la deriva y sin solución aparente.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha reiterado que para abordar el proyecto del consistorio sería necesario modificar al actual Plan General de Urbanismo, una decisión que depende en última instancia de sus competencias.

Por su parte, la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, no ve posible dar marcha atrás en la Asamblea a la resolución adoptada hace una semana de bloquear definitivamente el proyecto ‘Madrid Castellana Norte”.

“Los términos de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Fomento son revocar la resolución de la alcaldía de bloquear el proyecto Castellana Norte. Eso no es jurídicamente posible, es como pedir que el tiempo no hubiera pasado”, señalaba la alcaldesa tras la segunda reunión mantenida entre las administraciones para abordar el problema.

Desde el Gobierno autonómico critican la “unilateralidad” de la propuesta de Carmena y señala que “los prejuicios ideológicos” son la razón por la que se ha vetado el proyecto de DCN en la Asamblea.

“Salimos de esta reunión con cierta sensación de frustración ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo. El Ayuntamiento rechaza de forma unilateral la propuesta de DCN y presenta algo que no es un proyecto, sino un conjunto de bases sin cobertura legal. No entendemos las razones por las que el Gobierno municipal y PSOE lo han paralizado. En nuestra opinión se trata de prejuicios ideológicos”, explicaba Cristina Cifuentes.

En el Ministerio de Fomento comparten la misma idea sobre la naturaleza de proyecto y reiteran que no se plantean valorar “un conjunto de propuestas y de bases con 23 páginas y algunos mapas”.

“Le hemos preguntado hasta en tres ocasiones a la alcaldesa los motivos de la anulación de un acuerdo en el que estaban todas las instituciones. Nos ha contestado que es cuestión de plazos, cuando llevamos un año perdido en estas negociaciones, y del modelo de gestión, cuando su documento va en contra de Plan General de Urbanismo. No hemos tenido respuestas a nuestras preguntas. No tiene sentido cambiar un plan que ya ha pasado todos los trámites jurídicos por una propuesta de 23 páginas y unos mapas”, señalaba la ministra de Fomento, Ana Pastor.

Precisamente sobre los plazos de ha pronunciado Manuela Carmena, en su opinión es necesario comenzar cuanto antes las obras de remodelación del Nudo Norte y de la estación de Chamartín, con independencia del plan que finalmente se apruebe.

Desde la alcaldía señalan que estas obras podrían estar presupuestadas para 2017 y que la remodelación del Plan General de Urbanismo se podría llevar a cabo en 15 meses, en lugar de los 3,5-4 años previstos desde la Comunidad.

En relación a esto, Ana Pastor ha señalado que no se puede realizar un proyecto “a trocitos”, ya que son integrales y requieren de una “planificación global”.

Respecto a la opinión de la promotora, la alcaldesa sostiene que sienten cierta “melancolía” por su proyecto pero les invita a sumarse al nuevo plan del consistorio.

Todas las administraciones han reiterado su intención de seguir negociando para alcanzar puntos en común respecto a aplicación final. Sin embargo, ninguna está dispuesta a dar su brazo a torcer. Desde el Ministerio de Fomento no descartan una nueva reunión previa a las elecciones del 26 de junio.

“Voy a aguantar para transmitir a todos los madrileños que tienen una gran oportunidad. En la vida pública lo que hay que hacer es resistir, porque si hay razones la gente acaba entrando en razón”, añadía Ana Pastor.

Por su parte, DCN ha inaugurado esta semana una oficina informativa para mostrar su proyecto y resolver las dudas de todos los madrileños que quieran acercarse a preguntar.