Con buenos deseos, Blablacar y BMW se han cruzado unos spots publicitarios en los que, cada compañía, pone de relieve su modelo de negocio: conducir frente a compartir.

Cuando está de plena actualidad toda la polémica referente a la economía colaborativa y las plataformas y aplicaciones que unen personas para rebajar, supuestamente, el coste de los servicios, la marca BMW utilizó de gancho en uno de sus últimos anuncios publicitarios esta situación.

Así, la compañía proponía -al margen de su tradicional “te gusta conducir”- que le parecía muy bien que aflorasen empresas que proponen la compartición de vehículo. Es más, lo hacían en un tono amigable y deseando la mejor de las suertes. Aunque desde BMW dicen que van a seguir haciendo lo contrario: intentar que a quien le gusta conducir lo vaya a seguir haciendo.

Sin dejar pasar mucho tiempo, y de forma también muy elegante, Blablacar ha entrado al trapo y también ha creado una campaña publicitaria en la que expone, en este caso, su filosofía como empresa.

En concreto, la plataforma para compartir coche agradece a BMW que haga buenos vehículos para la gente que le gusta conducir, pero no ve un inconveniente en que a esas personas también les guste poder compartir coche.

El contexto en el que ambas compañías han desarrollado sendas campañas publicitarias en un tono de humor que dará juego en las redes sociales. Sin duda, Blablacar ha sabido recoger el guante de forma rápida y elegante. Sobre todo en un contexto donde tiene un frente legal abierto, precisamente por la compartición de coches, donde se enfrente a la denuncia de la patronal de autobuses (Confebus), y que en los próximos meses tendrá resolución.