El grupo incorpora un nuevo establecimiento en Estambul que explotará con la marca Occidental. Se trata del tercer hotel que abre con esta enseña desde la adquisición de la cadena.

Occidental Hoteles, centrada en la refinanciación de deuda –primero- y en su venta –después-, prácticamente paralizó sus planes de expansión en 2013. Tras un largo proceso, con más sobresaltos de los esperados, Barceló finalmente consiguió tomar el control del 100% de Occidental el año pasado. Y ahora la compañía, de la mano del nuevo dueño que sustituyó a BBVA y Amancio Ortega, vuelve a crecer.

Barceló durante décadas ha desarrollado en el negocio hotelero una estrategia de marca única. Todos los hoteles tenían el apellido de la familia propietaria en su cartel. La compañía acaba de inaugurar una nueva estrategia multimarca, con la que pretende aprovechar las enseñas con las que ya operaba Occidental (Royal Hideaway, Allegro y la propia Occidental).

Y al calor de esta nueva estrategia, Barceló ya ha empezado a sentar las bases de una nueva expansión de Occidental. El grupo ha sumado tres establecimientos en tres meses que serán explotados con la marca Occidental.

El grupo reveló ayer mismo la incorporación de un nuevo establecimiento en Estambul, y que será operado con la marca Occidental. Un centro que sigue al Occidental Praga Wilson, anunciado en marzo, y al Occidental Panamá City, anunciado el mes pasado.

El nuevo Occidental The Public de Estambul, un establecimiento de 52 habitaciones (y que sumará otras 22 en unos meses) situado en la zona moderna de la ciudad, complementa la oferta de la compañía en la localidad turca, donde ya cuenta con otro establecimiento de la marca Barceló.

 

IMAGEN: Simón Pedro Barceló, copresidente del grupo Barceló.