La Eurocopa de fútbol llama a la puerta. Los diferentes equipos preparan la competición europea más importante a nivel de selecciones, y nadie se lo quiere perder. Tensión, emoción, polémica… y reventa de entradas. Los ingredientes ya son conocidos, aunque no todos son válidos.

En el caso de la reventa de entradas la situación parece bastante clara. Al menos así lo exponen desde la organización de consumidores OCU. En concreto, denuncian que la compra de entradas para la Eurocopa 2016 a través de plataformas distintas a la oficial de la UEFA supone el riesgo no solo de no poder entrar a los estadios al tratarse de entradas nominativas, sino también de comprar entradas falsas (en algunos casos).

Cuando ya se puede contar con los dedos de una manos los días que faltan para que arranque la Eurocopa, una investigación liderada por la asociación británica de consumidores Which?, ha revelado un número significativo de páginas web no oficiales que afirman vender entradas para este evento deportivo, en clara contravención de las restricciones de venta de entradas fuera de los puntos oficiales de venta y de los derechos de los consumidores.

El principal problema que ha detectado esta organización británica es que, tal y como se están produciendo estas reventas, es posible que muchos usuarios estén en riesgo de ser engañados y, lo será verdaderamente problemático, que no puedan acceder a los estadios con dichas entradas.

Ticketbis es denunciada

La web española Ticketbis, noticia recientemente al ser adquirida por el gigante tecnológico eBay, ha sido denunciada por la OCU dentro de esta misma investigación, aunque no se encontraba dentro del grupo de webs de reventa que han sido investigadas por el portal británico de consumo.

Así, la organización de consumidores ha interpuesto ante la Dirección General de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid una denuncia contra la web por intermediar en la venta de estas entradas sin advertir a los posibles compradores del carácter nominativo de las mismas y de que, en caso de ser requeridos para comprobar su identidad, se les podría denegar el acceso al estadio si aquella no coincide con la que figura en la entrada.

Sobre este aspecto, desde Ticketbis aseguran a SABEMOS que ellos reembolsarán el 100% del dinero a cualquier usuario que no pueda acceder al estadio. Esto es así porque en su política de reventa no se produce la transacción económica hasta que no está el comprador de la entrada dentro del evento.

Por lo que respecta a los términos y condiciones de la UEFA son muy claros en este sentido al señalar que las entradas no pueden ser revendidas excepto a través de su sitio oficial de reventa y que los consumidores deben llevar consigo identificación con foto para poder entrar al estadio. Por lo tanto, los consumidores que compran las entradas vendidas a nombre de otra persona están corriendo el riesgo de perder una importante cantidad de dinero al impedírseles el acceso el día del partido. Es decir, no accederán al partido aunque después verían recompensado el gasto económico.

Desde la OCU se advierte de que aunque el cotejo de la identidad no será masivo, es necesario tener en cuenta que las medidas de seguridad en Francia se han incrementado notablemente a raíz de los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar en noviembre de 2015, por lo que no hay que descartar que se realicen controles aleatorios a la hora de acceder a los estadios.

De igual modo, la organización de consumidores subraya que la adquisición de entradas a través de sitios no oficiales implica también la posibilidad de no recibir nunca las entradas acordadas o de recibir falsificaciones que imposibilitarán la entrada a los partidos de fútbol para los poseedores de las mismas.