Una familia no es una familia si sus miembros no se pelean por la parca herencia de algún tatarabuelo ignoto. Que si un anillo de latón para unos, que si una cuchilla de afeitar de antes de la guerra para otros, que si Abengoa para los de más allá.

La Nueva Abengoa que surgirá tras la reestructuración financiera de la compañía sevillana diluirá la participación de las dinastías familiares que controlaban la multinacional, que arrastra una situación de insolvencia desde el año pasado. Inversión Corporativa (IC), el vehículo a través del cual los herederos de los fundadores de Abengoa controlaban más de la mitad de las acciones de la empresa, va a pasar a tener un 3% de los títulos después de la remodelación de la firma.

Las familias Benjumea y Abaurre solicitarán el cese del consejero Javier Benjumea en la próxima junta de accionistas de Abengoa

Pese a esta pérdida de influencia, los descendientes de los fundadores de Abengoa, Javier Benjumea Puigcerver y José Manuel Abaurre Fernández-Pasalagua, siguen en la tramoya de la multinacional. El último movimiento ha sido incluir un punto en el orden del día de la próxima junta de accionistas para defenestrar a uno de los miembros del consejo de administración. Uno de los suyos.

Ese miembro no es ni más ni menos que Javier Benjumea, el único de la familia Benjumea que permanece en el consejo de Abengoa, a la sazón hermano del expresidente de la compañía Felipe Benjumea (en la imagen).

Inversión Corporativa ha informado en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de su intención de incluir la destitución de Javier Benjumea en el orden del día de la junta que se celebrará el próximo 30 de junio. Se trata de una petición que viene de lejos dado que, según un comunicado, la sociedad tenedora de acciones ya había solicitado a Abengoa el cese del consejero el pasado 9 de diciembre.

La empresa familiar ha explicado que Javier Benjumea no representa sus intereses, por lo que su presencia en el consejo de Abengoa ha dejado de tener sentido. Sin embargo, el hermano de Felipe Benjumea se ha resistido a dimitir y ya lleva medio año de prestado en el consejo, ya que está -se supone- en representación de IC pero sin su respaldo.

Abengoa no se dio por enterada de que IC quería acabar con el mandato de Javier Benjumea, de acuerdo con la versión de Inversión Corporativa, pese a que dos miembros del vehículo de inversión remitieron un burofax a la compañía para pedir el cese de este consejero. La multinacional hispalense no lo incluyó en el orden del día de la próxima junta, así que IC ha solicitado añadir el asunto a los puntos que se abordarán en la reunión de los accionistas.

IC, una casa familiar

De acuerdo con los últimos registros de la compañía en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), en Inversión Corporativa participan varios de los hermanos Benjumea Llorente, entre ellos el expresidente de Abengoa, Felipe. Pero también está Javier Benjumea Llorente, así que el hermano que permanece en el consejo de Abengoa es miembro de IC pero no representa a la sociedad.

Curiosamente, el burofax que remitió IC a Abengoa este 25 de mayo lo enviaron Ana Abaurre Aya y José Joaquín Abaurre Llorente, de la otra gran familia fundadora, la de José Manuel Abaurre Fernández-Pasalagua. José Joaquín es el vicepresidente de IC y su consejero delegado solidario, a medias con Felipe Benjumea.

En IC participan las familias Abaurre y Benjumea

Puede que la clave esté en el protagonismo de los Abaurre en la petición de cesar a Javier Benjumea. Ana Abaurre y José Joaquín Abaurre siguen como consejeros de IC y de Abengoa, pero también Ignacio Solís Guardiola. Los tres están en condición de consejeros dominicales en Abengoa, aunque para ellos mismos no han pedido su revocación.

La situación de estas familias contrasta con la de los Benjumea, dado que en los últimos meses Felipe Benjumea y María Teresea Benjumea han salido del consejo de administración de Abengoa. A Felipe no lo quieren ver ni en pintura los acreedores de Abengoa, que serán los que acaben por poseer la mayoría de los títulos de la compañía hasta arrinconar a IC en alrededor de un 3% del accionariado. Pero fuentes de los acreedores han aclarado a SABEMOS que, en principio, no tienen nada contra Javier Benjumea; tan sólo se oponían a la continuidad de Felipe por urdir un “gobierno en la sombra” dentro de Abengoa.

La clave de la lucha de poder está en la composición de los consejos de Abengoa y de IC, tal y como se aprecia en el último cambio notificado al Borme, que se produjo la pasada Nochebuena. Tienen una curiosa forma de celebrar la Navidad los Abaurre y los Benjumea.

La próxima vez que se vean las caras será el 23 de junio, una semana antes de la junta de Abengoa, cuando Inversión Corporativa celebrará su propia junta de accionistas, según el Borme. Y cuando llegue el 30 de junio, el día de la junta de Abengoa, se sabrá que familia se lleva el gato al agua.

Foto: Efe