El turismo de convenciones en España acogió el año pasado 22.000 reuniones, lo que supone un incremento del 15 % con respecto 2014 y la visita de 4 millones de personas, ha informado la asociación Spain Convention Bureau (SCB), que ha celebrado en Ibiza su encuentro anual.

España es el cuarto país del mundo en la celebración de congresos, seminarios o jornadas, por detrás de Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña.

El presidente de la SCB y alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, ha presidido la inauguración del encuentro y ha avanzado algunas cifras del informe del sector del pasado ejercicio. Hidalgo ha animado a las ciudades a que apuesten por este mercado, incluso las que son de pequeño y mediano tamaño.

Según el presidente de la SCB, España es una potencia mundial en este tipo de turismo y aún hay margen de crecimiento, por lo que “vale la pena apostar por este negocio”.

“Uno de los objetivos en esta nueva etapa es modernizar la marca SCB y tener una buena base documental digitalizada que permita mostrar la realidad de este mercado y la oferta española”, ha explicado.

La Spain Convention Bureau (SCB) es la sección de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que agrupa a las principales ciudades españolas destino del turismo de reuniones. En su encuentro en Ibiza ha reunido a cerca de un centenar de representantes del sector.

También ha asistido el secretario general de la FEMP, Juan Ávila, que ha mostrado la “disposición de la federación a colaborar con el desarrollo de esta sección y con cada una de las entidades locales” que se dedican a este tipo de turismo.