Tout pour le peuple, rien par le peuple”. En el corazón del siglo XVIII, cuando el despotismo ilustrado se abría paso -sobre todo en Francia-, surgió ese lema “todo por el pueblo, pero sin el pueblo”, caracterizado por el paternalismo, en oposición a la opinión extendida desde los enciclopedistas que veían necesario el protagonismo y la intervención del pueblo en los asuntos políticos.

Varios siglos después, Google puede usar esa cita por dos motivos. El primero de ellos tiene que ver con su protagonismo en el ecosistema móvil, donde la compañía de Sundar Pichai es uno de los grandes actores, pero casi desde la barrera (y sin el móvil). El otro motivo tiene que ver con ese paternalismo, que hace a Google preocuparse por los usuarios chinos, sus partners, y medio planeta.

Durante una conferencia de desarrolladores esta semana, Pichai ha dejado claro cuáles son las intenciones de Google con respecto a la industria móvil. El responsable de la tecnológica ha manifestado que tienen la intención de invertir más esfuerzos en el desarrollo de sus dispositivos Nexus, pero no ha querido confirmar si en algún momento darán el paso a la fabricación de dispositivos.

Pichai ha insistido durante esta conferencia en que Google quiere dar más peso al área móvil de cara al futuro. Además, mantiene que es muy importante para ellos seguir trabajando con los fabricantes para desarrollar terminales con Android. Pero insiste, de forma casi machacona, que no hay intenciones de fabricar smartphones.

Por el momento, a la espera de que dedican tener una línea propia de móviles, que tarde o temprano podría llegar, Pichai ha asegurado que seguirán incorporando nuevas características a sus Nexus a través del software. Asimismo, deslizó que los diseños podrían ser diferentes, aunque eso es algo que recae en los propios fabricantes.

Paternalismo para Samsung y los chinos

Al margen de que Google fabrique móviles o no, Sundar Pichai también se ha referido públicamente a su relación con Samsung. Es inmejorable. Se tara de uno de sus mejores socios, por eso Pichai cree que todos los problemas con Apple terminarán de manera favorable para Samsung.

Por otra parte, y en lo que respecta a Android, confía en la labor de los coreanos, a quien les atribuye una importante labor de difusión de Android. Además, con los problemas legales que tiene Google en Europa por su supuesta posición de dominio en el mercado, tener cerca a los socios será fundamental.

En cuanto a la situación de China y el acceso a Google, Pichai ha manifestado que sigue en negociaciones con el Gobierno chino para que la herramienta del buscador se pueda usar en el gigante asiático, después de que lleve seis años en el dique seco. En este sentido, el responsable de Google cree que su compañía debería estar presente en todos los países, ya que su preocupación es atender las necesidades de los usuarios. Todo por el usuario, también.