Pactos y sorpasso. Son los temas estrella de la precampaña del PSOE, como ha podido comprobar la número dos de la lista socialista por Madrid, la jueza Margarita Robles.

En un evento del Club Siglo XXI, y arropada por militantes históricos de la federación de la capital como Rafael Simancas, la escudera del presidenciable Pedro Sánchez ha evitado vaticinar las futuras alianzas tras las elecciones, aunque se ha mostrado optimista con respecto al resultado de su formación.

No tenemos que estar pensando en sorpasso. Ese escenario no se va a dar”, ha asegurado Robles, quien cree que el PSOE “tiene que salir sin complejos a ganar”. Frente a esta postura están los datos de algunas encuestas, que predicen un sorpasso por parte de la coalición Unidos Podemos en número de votos.

Los sondeos también apuntan a la necesidad de urdir acuerdos entre las formaciones para formar Gobierno, habida cuenta de la fragmentación entre los cuatro principales partidos: PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos. Se avecinan, pues, unas complicadas semanas de negociaciones tras la cita del 26-J, aunque Margarita Robles no ha querido desvelar por qué socio se decantaría.

Me espanta que estén pensando en sillones. No me ha gustado que sólo se hable de pactos y que sólo se hable de sillones”, ha explicado.

Los pactos están fuera de su hoja de ruta (por el momento). De hecho, la candidata al Congreso de los Diputados se ha desmarcado de cualquier predilección y ha exhibido críticas a ambos lados del espectro político. En un extremo ha colocado al Partido Popular, al que ha reprochado que “no han solucionado los problemas de los españoles en los últimos 4 años”. En el otro, de Unidos Podemos ha criticado que la formación morada plantea un programa que son “fuegos artificiales”, “marketing y propaganda”.

La independencia de la Justicia

La futura diputada de la bancada socialista se ha referido por segundo día consecutivo a los expresidentes de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán, procesados por el caso de los ERE fraudulentos. En este sentido, la hasta ahora magistrada del Tribunal Supremo ha abogado por “dejar trabajar a los jueces”, al tiempo que ha defendido la “independencia judicial a tope”.

“No jaleemos a los jueces a favor ni en contra”, ha resumido.

El principal caballo de batalla de la juez Robles es, precisamente, la Justicia. La candidata socialista ha criticado la política del Gobierno en esta materia, en especial la subida de las tasas que tienen que pagar los ciudadanos por participar en procesos judiciales, pero también los recortes que han tenido que sufrir los funcionarios en los tribunales.

En lo que a su trabajo en la Justicia se refiere, Margarita Robles ha anunciado que va a recurrir la decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de retirarle su condición de magistrada del Supremo, después de que solicitara una excedencia para concurrir a las elecciones. Esta decisión “no se corresponde con arreglo a Derecho”, según Robles.

En su defensa, la magistrada también ha cargado contra el responsable que la ha apartado de su cargo en excedencia, el presidente del Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, de quien ha destacado que durante 8 años tuvo un cargo político, director general, bajo el signo del PP.

Foto: Efe