La recuperación de la economía española es un mantra repetido hasta la saciedad. Ciertos indicadores estiman que sí: está habiendo un repunte de la actividad, el consumo progresa y el paro disminuye. Aunque hay algunos segmentos de negocio dentro de la tecnología que no acaban de sentirlo. Lenovo, en su presentación de resultados anuales, da señales de ese “sí, pero no” que deja la industria.

A nivel global, la compañía china se ha dejado unas pérdidas de 128 millones de dólares. También ha reducido un 3% sus ingresos. Y eso repercute en todos los mercado aunque, como en el caso de España, gane cuota de mercado.

Todo esto se explica con dos cifras demoledoras en nuestro propio país: el mercado de ordenadores ha caído un 14% en el volumen de negocio. El segundo dato, igual de pésimo, es el segmento profesional. También ha retrocedido un 9% en España durante el último año. Lo menos traumático, al menos para la economía española, es que se trata de una situación global.

El mercado de PCs, tanto de consumo como de empresas, no hay grandes alegrías. A esta situación hay que sumar que la venta de teléfonos móviles también está tímida: este año se espera vender el mismo número de dispositivos que el año anterior. Y, aunque se sobrepasará la friolera de los 1.600 millones de dispositivos vendidos, no se venderán muchos más que el año anterior. Primera vez que sucederá en los últimos cinco ejercicios, donde se crecía casi a doble dígito.

En este contexto, Lenovo mantiene su posición en la tabla alta en todos los segmentos en los que ha conseguido posicionarse, además de buscar nuevas vías de negocio, como puede ser el caso de los servicios en la nube. En esa actividad ya ha conseguido facturar 200 millones de euros.

Mercado español

Como otras muchas multinacionales, Lenovo no ofrece datos desagregados de su facturación en España, por lo que es difícil saber cómo está a nivel corporativo. Desde la compañía, su responsable en nuestro país, Juan Chinchilla, ha asegurado durante un encuentro con la prensa que la salud es buena. Al margen de eso, ninguna referencia a su cuenta de resultados.

Sobre lo que sí han hablado es de cuotas de mercado y competencia. En este sentido, sacan pecho porque en la venta de PCs están en segunda posición detrás de HP con una cuota de mercado del 24% en su último año fiscal. En el segmento profesional (empresas y administración), también ocupan la segunda posición con una cuota del 25%. Así deja a un rival como Dell bastante alejado, ya que apenas sobrepasa el 10%.

Y, por último, en lo que se refiere a consumo, Lenovo ha sobrepasado a HP y ya se sitúa como el fabricante que más ordenadores vende a particulares en España. Después se sitúa Asus, y tras una gran pérdida en la cuota de mercado, Acer y Apple.

A nivel global

La caída de los ingresos en un mercado marcado por la ralentización de las ventas de móviles y la atonía del mercado PC, unido al incremento de los gastos derivados de las adquisiciones y la reestructuración del negocio de móviles ha llevado a Lenovo a registrar sus primeras pérdidas en seis años.

La compañía china, el primer fabricante de ordenadores personales del mundo, ha registrado unos números rojos de 128 millones de dólares en su año fiscal cerrado el pasado mes de marzo, frente a los 829 millones de dólares de beneficio del año previo.

Los ingresos, que sufren los efectos del tipo de cambio, descendieron en el conjunto del año un 3% hasta 44.900 millones de dólares, una caída que se eleva hasta el 19% en el cuarto trimestre.