La propuesta más repetida por parte de las empresas en los tiempos de la crisis es que el Gobierno debería abstraerse del funcionamiento electoral del Estado y elaborar programas económicos plurianuales que consigan conducir al país y a su Producto Interior Bruto (PIB) hacia un puñado de objetivos. Menos política y más industria, en resumen.

La presidenta de HP España, Helena Herrero, ha defendido durante un encuentro del American Business Council la importancia de que los partidos lleguen al Gobierno con un “business plan” o “plan de negocio”, una hoja de ruta que tenga claro qué políticas económicas adoptar para ajustar la industria española al futuro.

“No tenemos un modelo que nos sirva para resolver nuestros problemas”, ha asegurado el presidente de Ford España, José Manuel Machado. “Tenemos casi 4 millones de parados y un 5% de déficit. Si esto lo cogiera una empresa diría que aquí hace falta un plan de verdad”, ha añadido.

Los empresarios exigen que el nuevo Gobierno que salga del 26-J tenga un plan económico plurianual y decidido

En su opinión, en España hace falta que alguien coja “el toro por los cuernos” con un plan “compacto”.

Esa determinación en la acción ejecutiva es algo que choca con la situación de incertidumbre política que ha vivido España tras las últimas elecciones generales. Pero tras seis meses de diálogo infructuoso para constituir un Gobierno este mes de junio se abre otro periodo de pactos y negociaciones.

“Tenemos que tener un marco institucional estable”, ha afirmado la directora general de la farmacéutica estadounidense Pfizer en España, Beatriz Faro, quien también aboga por una política económica más hegemónica, con menores diferencias autonómicas.

Para Helena Herrero la estabilidad del marco institucional y la seguridad jurídica son también fundamentales, dado que la inversión y la innovación privadas en la industria nunca se completan a corto plazo sino a medio o largo plazo.

En la misma línea se pronuncia el presidente de General Electric para España y Portugal, Daniel Carreño: “No nos centremos tanto en el debate a corto plazo”, ha remarcado. Carreño se ha mostrado partidario de copiar “lo que hacen los mejores” en la industria y en la innovación, para lo que ha puesto de ejemplo a Israel, un país con una cuarta parte del tamaño de España que registra más patentes que toda la Unión Europea.

En este sentido, la presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, Marta Martínez, ha destacado que el próximo Gobierno tiene que “interiorizar” la importancia de la innovación y la tecnología. “Cualquier partido político lo tiene que tener claro”, ha zanjado, al tiempo que ha subrayado la importancia de las multinacionales extranjeras para la economía española.

Acción de Gobierno

En la jornada sobre los retos de la reindustrialización en España también ha intervenido la exministra de Ciencia e Innovación Cristina Garmendia, quien ha explicado las dificultades con las que se encuentra el Gobierno para poner en marcha proyectos económicos ambiciosos que transciendan los intereses electorales.

“La costumbre que tenemos las empresas de proyectar un plan de negocio de 4 años, llevar esto a la política es interesante”, ha señalado Garmendia. “La dificultad estriba en que en una legislatura no hay un plan integrado y coordinado de Gobierno”, ha concluido.

Con respecto a la incertidumbre política, la exministra ha dicho que la falta de Gobierno tras las últimas elecciones le resulta “frustrante”, pero cree que ha sido una experiencia positiva a nivel democrático. Además, ha defendido que un Gobierno de acuerdo sería más fuerte y más capaz de reformar la función pública.

Garmendia ha compartido debate con el presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane. El líder de esta institución patronal ha afirmado que la sociedad civil se tiene que organizar para “impedir que de repente surja un señor presidente que tenga unas ocurrencias y que haga unos disparates que nos cueste muchos años digerir”. Por otro lado, Vega de Seoane también ha cargado de manera recurrente contra las políticas del Ejecutivo socialista en el que participó Garmendia, a quien ha salvado de la quema diciendo que es “una señora de primera, en todos los sentidos”.

Foto: Ford