La aerolínea del grupo Globalia registra unos números rojos de 1,5 millones, frente al beneficio de 16 millones del anterior ejercicio completo y de 42 millones de 2013. La compañía pagó una multa de 17,7 millones por el presunto fraude en el cobro de ayudas públicas y ha abonado adelantos para la compra de aviones por 36 millones.

Air Europa volvió a los números rojos en 2015. La aerolínea del grupo Globalia registró unas pérdidas de 1,53 millones de euros durante el pasado ejercicio, que vinieron por el descenso de las ventas, pero, sobre todo, por la multa que pagó al Gobierno por el fraude en el cobro de las ayudas públicas en los billetes subvencionados de Baleares y Canarias (por importe 17,7 millones), y por los anticipos pagados a Boeing para la renovación de la flota de aviones (de 36,2 millones).

La aerolínea pierde 1,5 millones en 2015, frente al beneficio de 16 millones del anterior año fiscal completo y los 42 millones de 2013

Los números rojos contrastan con el beneficio de 16,15 millones obtenido en el anterior ejercicio completo (de noviembre de 2013 a octubre de 2014) y frente a las ganancias de 42,2 millones de euros del ejercicio precedente, según se recoge en las cuentas presentadas por Air Europa en el Registro Mercantil, (consultadas a través de Infoempresa).

Las compañías de Globalia han cambiado la fecha de cierre de sus años fiscales, pasando del 31 de octubre al 31 de diciembre, y 2015 ha sido el primero en que el ejercicio ha ido acompasado con el año natural. Las cuentas de 2015 no son pues directamente comparables a las del ejercicio formalmente anterior, que fue sólo de dos meses (noviembre y diciembre de 2014). En ese ejercicio fiscal atípico de dos meses, Air Europa registró también pérdidas por otros 3,1 millones.

La aerolínea sufrió un caída de sus ingresos del 2%, hasta los 1.683 millones de euros, a pesar de la apertura de nuevas rutas y el aumento de frecuencias, especialmente en las conexiones hacia Latinoamérica. “La sociedad se está viendo especialmente afectada en un segmento de mercado, el de corto y medio radio, en el que las aerolíneas de bajo coste han conseguido estos últimos años una importante cuota de mercado”, justifica la compañía en su informe de gestión anual.

Los grandes lastres de las cuentas

Las partidas que tienen un mayor impacto directo en las cuentas y que las llevan hasta los números rojos, sin embargo, no pasan por la ligera caída de las ventas. Y es que Air Europa tuvo que abonar el año pasado una sanción por un importe de 17,7 millones a la Dirección General de Aviación Civil, dependiente del Ministerio de Fomento, por el cobro indebido de ayudas púbicas en los billetes a Canarias y Baleares.

Air Europa tuvo un ejercicio atípico de dos meses por el cambio de fecha de cierre del año fiscal. Sólo en noviembre y diciembre de 2014 perdió otros 3,1 millones

La compañía aceptó pagar esa sanción a Fomento para cerrar la investigación administrativa por la aplicación incorrecta de las subvenciones (del 50% del importe del billete para residentes extrapeninsulares). La Audiencia Nacional mantiene abierta una investigación penal por los mismos hechos que afecta a Air Europa y otras compañías del grupo Globalia. El grupo matriz, no la aerolínea, ha depositado en la Audiencia otros 19,2 millones para hacer frente a las probables responsabilidades del fraude.

En paralelo, Air Europa también ha afrontado en 2015 el pago de anticipos millonarios para la compra de nuevos aviones. La compañía acumula pagos adelantados a Boeing por importe de más de 58 millones por varios pedidos de aeronaves 737 y 787, de los que 36,2 millones fueron abonados con cargo a las cuentas de 2015.

 

IMAGEN: El presidente de Air Europa, Juan José Hidalgo. Foto: Máximo García.