Iberdrola ha abierto la veda para una nueva temporada de Bankia en los juzgados, aunque el de la salida a bolsa no es el único frente que tendrá abierto el banco en la época estival.

La eléctrica ha sido la primera gran empresa que ha demandado a Bankia por las acciones que colocó entre inversores institucionales en su debut en el parqué, aunque al banco no ha llegado ninguna notificación judicial todavía, tal y como han indicado fuentes de la entidad a SABEMOS.

Hasta el momento, los inversores particulares ya habían recibido el respaldo del Tribunal Supremo, lo que forzó a la entidad a ofrecer compensaciones a sus clientes en su propia ventanilla con tal de que desistieran de la vía judicial. Al final del plazo que ofreció a los inversores para recibir una compensación de manera directa, tan sólo un 12% de los afectados decidió seguir litigando contra el banco.

Los inversores institucionales compraron 1.200 millones de euros en acciones de la salida a bolsa de Bankia

Justo cuando parecía que las aguas se habían calmado se abre otra vía en el barco, la de los inversores institucionales, que suscribieron más de de 1.200 millones de euros en títulos de Bankia. Aunque para ser más precisos, algunos institucionales de menor tamaño ya habían acudido a los tribunales. Las fuentes de Bankia consultadas confirman que hay unas 50 demandas presentadas por inversores institucionales, de las que se han resuelto 8, 7 en contra de la entidad y 1 a favor.

Si no han hecho tanto ruido era porque se trataba de pequeñas empresas pero era un secreto a voces que tarde o temprano alguna de las grandes empresas iba a desenfundar y a disparar primero.

Existían ciertas reservas sobre si estos sujetos tenían derecho a reclamar: en este caso no se trata de pequeños accionistas sin educación financiera sino de grandes corporaciones con un elevado conocimiento del mercado y con imponentes departamentos jurídicos y financieros.

Eso sí, el Tribunal Supremo ratificó que el folleto de la salida a bolsa de Bankia no reflejaba la realidad de la compañía, lo que carga de razón a las grandes empresas.

En el banco consideran que la sentencia del Tribunal Supremo, efectivamente, sienta jurisprudencia pero esta se limita al campo de los accionistas minoritarios, no se refiere al tramo de inversores institucionales. El texto, dicen las fuentes consultadas, deja claro que el fallo judicial sólo afecta a los que acudieron a la oferta para particulares.

Como entienden que el criterio del Supremo no ampara a los institucionales, la intención de la entidad es recurrir cualquier sentencia en contra de estos grandes inversores. Que son muy grandes.

Institucionales

Iberdrola compró 70 millones de euros en acciones de Bankia, pero otras corporaciones no se quedaron a la zaga. Por ejemplo, CaixaBank se hizo con 100 millones de euros en títulos de la entidad, y la nómina de ilustres accionistas se completa con firmas del tamaño de Telefónica, Acciona, ACS, Grupo Villar Mir, El Corte Inglés, Mapfre, Mutua Madrileña, Banco Santander, Banco Sabadell y Banco Popular.

En total, 1.237 millones de euros en acciones de Bankia, adquiridas por empresas con las que la entidad comparte sitio en el Ibex 35 y con las que mantiene relaciones comerciales, como sucede entre prácticamente todas las firmas del selectivo. Algunas de ellas podrían amargarle el verano a Bankia con más denuncias, pero la mayoría se mantiene expectante.

Fuentes de CaixaBank han reiterado la tradicional postura del banco catalán: no hay ninguna decisión tomada con respecto a la posibilidad de emprender acciones legales contra Bankia.

Por su parte, desde Banco Santander, que desembolsó más de 150 millones de euros en la OPS de Bankia, se han remitido a las palabras de su consejero delegado, José Antonio Álvarez, cuando se le preguntó en rueda de prensa: el gigante rojo no tiene pensado hacer nada contra la entidad que ahora mismo preside José Ignacio Goirigolzarri.

Banco Santander no tiene previsto emprender acciones legales contra Bankia por su salida a bolsa

No obstante, tampoco todos los inversores que acudieron van a personarse contra la entidad. Todos se han ido desprendiendo de sus participaciones, algunos de ellos con plusvalías antes de que se reformulasen las cuentas en 2012; ese es el caso de Banco Sabadell.

Otras de las grandes compañías afectadas con las que ha contactado SABEMOS han preferido no realizar ningún comentario.

La que sí se ha pronunciado ha sido la asociación de usuarios de banca Adicae, que en una rueda de prensa ha reiterado que el folleto no reflejaba los estados financieros reales de la entidad, lo que convirtió en la operación en un “fraude total”, según el presidente de Adicae, Manuel Pardos.

Si los tribunales que atienden los casos de los inversores institucionales acaban por adoptar el mismo criterio que el Supremo, cree Pardos, habría que extender la responsabilidad de la salida a bolsa irregular al Banco de España y a la Comisión Nacional del Mercado de Vaores (CNMV).

Pero Adicae tiene más frentes en los que se va a oponer a Bankia este verano.

Preferentes y más

Por el momento, la asociación ha conseguido una sentencia favorable en el caso de la colocación de deuda subordinada a clientes de la entidad. Aunque el importe conjunto que tiene que devolver Bankia es bajo -alrededor de 5 millones a 141 usuarios-, sienta un precedente de cara a los próximos juicios que se celebren sobre la comercialización entre pequeños ahorradores de participaciones preferentes.

El próximo 14 de julio se celebra la vista previa de la causa de Adicae y 2.000 clientes de Bankia contra la entidad por las preferentes que les colocó. La asociación respalda las exigencias de los afectados, que todavía mantienen sus protestas en las calles, y defiende que el arbitraje que se ha producido ya no ha resuelto el problema.

Pero Adicae también reclama la retroactividad de la anulación judicial de las cláusulas suelo, un extremo que va a ser examinado también en los próximos meses en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Si la corte comunitaria diera la razón a Adicae, las entidades deberían restituir lo que cobraron a sus clientes por las cláusulas suelo de sus hipotecas. Aunque Bankia no sería uno de los bancos más afectados por esta decisión judicial, a buen seguro seguirá con atención la decisión final.

Además no hay que olvidar que uno de los socios de Deloitte y la propia consultora están llamados a declarar en calidad de investigados el próximo 20 de junio, también a cuenta de la salida a bolsa de Bankia. Un verano de tribunales.

Foto: Efe