Messi ha llegado quizá más lejos que nadie en la historia del fútbol y se ha enfrentado a los rivales más fuertes. Veremos ahora si es capaz de vencer al fraude fiscal, con el que tendrá que verse las caras en los tribunales y no en el césped.

Comienza el esperado juicio contra el jugador estrella del Barça y de Argentina después de que hace tres años la Fiscalía presentara una querella contra el “10” culé. Durante tres días, la vista oral en la Sección Octava de la Audiencia de Barcelona será el centro de atención de más de 200 periodistas de todo el mundo que cubrirán los hechos desde las salas que ha habilitado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

¿Y cuándo veremos declarar a Messi? No os impacientéis, que ya queda poco. Está previsto que el jueves 2 de junio el crack blaugrana preste declaración junto a su padre. A ver qué tal le sienta estar en el banquillo…de los acusados.

Las claves del juicio

¿Y qué ha hecho “la Pulga”como para tener que responder ante el juez? Nada más y nada menos que defraudar a Hacienda la friolera cantidad de 4,1 millones de euros durante 2007, 2008 y 2009 al eludir el pago del IRPF.

Messi se apresuró hace ya tres años, inmediatamente después de la querella de la Fiscalía, a pagar cinco millones de euros a Hacienda para reparar el daño de lo defraudado. A estos millones se unen otros diez para regularizar su situación de 2010 y 2011. Pagado lo que había que pagar, bien. Pero Messi aún no se ha librado de la justicia.

En el juicio que se celebra estos días se tiene que determinar si el jugador ha de cumplir responsabilidades penales, o dicho más claro, si tendrá que jugar en el campo de fútbol de la cárcel durante 22 meses y 15 días, tal y como quiere la Abogacía del Estado. Menudo fichaje para Instituciones Penitenciarias.

¿Y cómo defraudó Messi? Su padre, Jorge Horacio Messi, creó un entramado de empresas radicadas en paraísos fiscales destinadas a ocultar los ingresos millonarios del jugador por sus derechos de imagen. Por la explotación de los mismos, la estrella del Barça ingresó 10,1 millones de euros de más de 20 grandes empresas sin pagar el correspondiente IRPF. Entre estas empresas se cuentan Telefónica, Danone, Air Europa, Banc Sabadell, Adidas y Pepsi.

Los Messi y la Fiscalía Vs Abogacía

Si en un partido de fútbol hay dos equipos, aquí pasa algo parecido. La Abogacía incide en que Messi eludió el pago de impuestos “de forma consciente y voluntaria” y señala que el uso de paraísos fiscales y la enorme cantidad defraudada elevan la pena, aunque contempla los atenuantes de reparación del daño y de reconocimiento de los hechos.

En el otro campo juega la Fiscalía, pues considera que la responsabilidad debe caer sobre el padre del jugador, quien controlaba las finanzas y las cuentas del “10”. La Fiscalía no considera que haya culpabilidad por parte de Messi y apoya su versión, según la cual él solo se limitaba a jugar al fútbol y desconocía lo que hacía su padre con “la plata”. En su declaración como imputado en 2013 en el juzgado de instrucción de Gavà (Barcelona), el jugador dijo lo siguiente: “Firmo lo que me dice papá me dice, ni miro, ni me fijo, ni pregunto”.

Esta versión cuenta también con el apoyo de Jorge Horacio Messi. La Abogacía del Estado, principal acusación, le señala como la persona con mayor responsabilidad en el fraude por su gestión directa de las cuentas de su hijo en el entramado societario radicado en paraísos fiscales. “Lionel nunca tuvo acceso a los contratos ni a la información (…) Yo llevaba los contratos y le decía que había que firmar”, declaró el padre de Messi.

Fiscalía y Abogacía no se ponen de acuerdo ni en los años de cárcel que quien para el padre del jugador: La Fiscalía solicita un año y medio de cárcel para Jorge Horacio frente a los 22 meses y 15 días que pide la Abogacía.

La defensa del delantero

Messi ha fichado a dos abogados con experiencia en estos casos. Enrique Becigalupo, exmagistrado del Tribunal Supremo, y el penalista Javier Sánchez-Vera tendrán que defender al delantero. El objetivo principal de la defensa es conseguir la absolución de Messi. Para ello, van a escudarse en la posición de la Fiscalía además de denunciar irregularidades y defectos en la investigación por parte de la Agencia Tributaria y en la instrucción fiscal.

En esta estrategia de echar balones fuera, Jorge Horacio Messi también participa. Porque el padre también se quiere salvar. Si el hijo le echa la culpa al padre, el padre también se la echa a otros a ver si hay suerte. Aunque la prioridad de la defensa es la absolución del jugador, también va a tratar de demostrar que los verdaderos artífices del fraude fueron asesores externos a la familia, a pesar de que el padre tenía conocimiento de algunos puntos de las gestiones.

Resumiendo, los abogados quieren poner en el punto de mira al bufete de abogados especializado en derecho tributario y deportivo que habría llevado las cuentas de los Messi para defender que padre e hijo son “profanos en derecho tributario”. Vamos, que no tenían ni idea. Las partes coinciden en que es muy complicado llegar a un pacto en el procedimiento, principalmente por la posición de la Abogacía, que quiere que padre e hijo sean declarados culpables. Pero bueno, como en el fútbol, nunca se sabe.

Lo que sí que no veremos será el fichaje de Messi por Instituciones Penitenciarias, pues la máxima pena que le puede caer es de menos de dos años, y por lo tanto la ley dejaría en suspenso su ingreso en prisión por ser su primer delito. Aún así, el delantero se enfrenta a su partido más difícil y esta vez desde el banquillo de los acusados.