El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, pedirá a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, en la cumbre de los días 28 y 29 de junio, que vuelvan a confirmar el mandato del Ejecutivo comunitario para negociar un acuerdo comercial y de inversiones entre la Unión y EEUU (TTIP).

“En el próximo Consejo Europeo de junio, el presidente Juncker pedirá a los líderes de la UE que vuelvan a confirmar el mandato de la CE para dirigir estas negociaciones”, explicó el portavoz comunitario de Comercio, Daniel Rosario, en la rueda de prensa diaria de la institución. El portavoz recordó que el TTIP fue uno de los asuntos que trataron los líderes del G7 la semana pasada en Japón, donde reiteraron “su compromiso para ejercer la necesaria voluntad política para alcanzar un acuerdo este año, si se trata de un acuerdo ambicioso, global, con elevados estándares y mutuamente beneficioso” tanto para la UE como EEUU. “Si queremos conseguir este compromiso tenemos que asegurarnos de que todos remamos en la misma dirección”, señaló Rosario.

Por ello, el “presidente Juncker siente que ha llegado el momento de pedir a los jefes de Estado y de Gobierno una nueva conversación sobre dónde estamos y hacia dónde queremos ir en estas negociaciones”, explicó el portavoz. Parte de este debate es la necesidad de que los líderes validen de nuevo el mandato de la CE, dijo.

El presidente de la Comisión Europea confía en la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, quien encabeza las negociaciones con EEUU del lado comunitario, y confía en su “capacidad de defender los intereses de la UE en estas negociaciones”. “El hecho es que las negociaciones sobre un acuerdo comercial y de inversiones avanzan y están entrando en una fase crucial”, señaló, y recordó que el TTIP fue una de las diez prioridades cuando la Comisión de Juncker asumió su trabajo a finales de 2014.

“Los principios anunciados entonces siguen siendo válidos: negociar un acuerdo razonable, equilibrado en un espíritu de reciprocidad y beneficios mutuos y transparencia”, agregó.

Subrayó además que Juncker añadió a estos principios ante el Parlamento Europeo que la CE “no sacrificará los estándares de seguridad, de salud, sociales y de protección de datos o la diversidad agrícola de Europa” a cambio del acuerdo de libre comercio y de inversiones con EEUU.