No han hecho falta ni 2 meses de los 7 de prórroga que obtuvo Abengoa para cerrar un acuerdo con los acreedores. Tal y como preveían desde el principio, las dos partes han alcanzado un entendimiento para salir de la situación concursal mucho antes del límite que había establecido el juez en el día 29 de octubre.

Para conseguir salir del preconcurso de acreedores, prorrogado por el juez Pedro Márquez, la empresa tiene que conseguir un respaldo del 75% de los acreedores a su plan de reestructuración de la deuda.

Esta circunstancia ya se habría producido y el documento de consenso podría estar listo esta semana, de acuerdo con las fuentes a las que ha tenido acceso SABEMOS.

Abengoa va a firmar el acuerdo con sus acreedores “en los próximos días”

Según las fuentes del mercado consultadas, Abengoa podría rubricar el pacto con sus acreedores “en los próximos días”, aunque no pueden asegurar “con precisión milimétrica y al 100%” que el proceso se culmine esta semana.

Por otro lado, confirman que la inyección de dinero en la compañía comprometida en el acuerdo será menor a la que previamente se calculó, aunque no han podido concretar la cifra.

Otras fuentes de la negociación consultadas apuntan a que el monto ascenderá a alrededor de 1.200 millones, frente a la horquilla inicial de entre 1.500 y 1.800 millones previstos. En esa cifra se incluye el dinero ya a delantado por bonistas y bancos en meses precedentes. Estas fuentes han confirmado que las partes van a tratar de terminar la redacción final del documento de acuerdo a lo largo de esta semana.

En los dos últimos meses, la compañía ha conseguido que los pequeños tenedores de deuda y los bonistas se sumen a la aquiescencia que ya consiguió de los principales acreedores de Abengoa, un grupo conocido como G6 y que aglutina los intereses de Banco Santander, Bankia, CaixaBank, Banco Popular, Crédit Agricole y HSBC.

Junta de accionistas

Abengoa tiene muchas ganas de ratificar el acuerdo. Tanto que va a llevar a su junta general de accionistas, que se celebra el próximo 30 de junio, un cambio para agilizar el proceso de firma del convenio con los acreedores.

Uno de los puntos que incluye el documento remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se refiere al preaviso con el que se tiene que convocar una junta extraordinaria de accionistas. La intención de la empresa es pasar este plazo de 30 a 15 días, con lo que se agilizaría el proceso para reunir a los accionistas de nuevo.

Si Abengoa consigue un acuerdo antes del 30 de junio no podría llevarlo a la junta ordinaria de accionistas, así que tendría que llevar este pacto a otra junta extraordinaria. El objetivo es perder el menor tiempo posible para poner en marcha su programa de saneamiento financiero.

Abengoa tenía a cierre de 2015 más de 9.300 millones de euros en deuda y el ambicioso plan de reestructuración prevé reducirla hasta los 4.900 millones. Como consecuencia de los cambios en su deuda, los acreedores pasarán a controlar la compañía, mientras que los actuales propietarios de más del 50% de los títulos, la familia Benjumea, se tendrá que conformar con un 2,5% de la que ya llaman “Nueva Abengoa”.