Este sábado se disputa en Milán la final de la Champions League. Se dan cita el Real Madrid y el Atlético de Madrid, reditando el duelo de 2014. Hay mucho en juego. Ya lo dijo Bill Shankly: “El fútbol no es una cuestión de vida o muerte, sino algo más importante”. Pero al margen del balón hay otros que se juegan mucho: las empresas.

Diferentes sectores tendrán un impacto económico positivo durante todo el fin de semana, con el sábado como día fuerte. Se trata de un evento que moviliza a miles de personas. Y también mueve su dinero.

Por ejemplo, desde hace ya unas semanas las aerolíneas han cogido el pulso. En concreto, Air Europa y Ryanair han reforzado su oferta programando vuelos adicionales por la final de la Champions. La aerolínea del grupo Globalia operará 74 vuelos adicionales que suponen 16.000 plazas. La mayor parte de estos vuelos conectarán Madrid con el aeropuerto milanés de Malpensa, aunque también algunos de ellos tomarán tierra en el de Bérgamo. El grupo Globalia, tanto a través de su división aérea, como de Halcón Viajes, Viajes Ecuador y Travelplan, ha desarrollado una operativa que ofrece paquetes especiales de una semana, de fin de semana o de ida y vuelta en el día.

Mientras, los irlandeses de Ryanair han programado 10 vuelos adicionales entre Madrid y Milán para la histórica final madrileña. Estos vuelos especiales saldrán desde Madrid este viernes 27 de mayo y el sábado 28, y regresarán desde Milán el domingo 29 de mayo y el lunes 30.

Turno para la comida

Para tradicionales en este de sacar partido al fútbol son los negocios de reparto de comida a domicilio. Según Efe, estas empresas incrementarán de media un 35% el número de pedidos.

Fuentes de Just Eat han asegurado que en ocasiones similares se han logrado estos incrementos en los pedidos de comida por Internet, que esperan poder repetir este sábado durante la retransmisión desde Milán de este partido de fútbol. En cuanto al gasto, al ser pedidos para un grupo de personas, la factura media aumentará hasta los 35 euros. Según Just Eat, la pizza “seguirá siendo la reina de los partidos”, seguida por la comida americana, la comida turca y el sushi, aunque también “hay un porcentaje de usuarios que se decantará por la empanada o la tortilla española para cenar mientras ve a su equipo”.

Por su parte, Telepizza ha señalado que ya tienen preparado el operativo para este día en el que contarán con toda la plantilla de sus establecimientos en Madrid. Para el sábado prevé un incremento de sus venta de entre el “30 y el 35 %”, con pedidos especialmente concentrados al inicio o en el momento del descanso.

El sector de la restauración también está preparado ya para un repunte de ventas que, si se obtienen unos datos similares a los del partido de hace dos años, supondrá un impacto de 36 millones en hostelería y 100 millones en total, según los datos de La Viña (Asociación de Empresarios de Hostelería de la Comunidad de Madrid).

Los nuevos negocios también

Esto de la Champions League no es cosa de unos pocos. Incluso las nuevas startups también quieren su parte. Es el caso de Blablacar, la plataforma que une a conductores y usuarios para compartir los gastos de un viaje en coche.

Así, se han publicado en la plataforma 139 viajes desde España, la mayor parte de ellos desde Madrid (80), aunque también desde Cataluña (34) y otras comunidades como la Valenciana. Eso supondrá un gran espaldarazo en las comisiones que cobra la compañía por hacer la operación.

La mayor parte de todos estos viajes están en la línea con la aportación recomendada por BlaBlaCar. Por ejemplo, desde Madrid a Milán la aportación recomendada es de 96 euros por cada plaza reservada a través de la red social. La mayor parte de estos usuarios viajarán entre este jueves y el viernes, y regresarán el domingo y muchos de los vehículos ya están completos.