El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha asegurado este miércoles que le resulta “extraño” que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, pida un debate sin “su socio” Albert Rivera (Ciudadanos), y ha abogado por un formato “más plural” que el de un cara a cara con el presidente en funciones, Mariano Rajoy.

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha pedido al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, que debata cara a cara con el líder socialista, Pedro Sánchez, durante la campaña de las elecciones generales del 26 de junio.

En rueda de prensa en la sede del PPC en Barcelona, junto al ministro de Interior en funciones y candidato de los populares catalanes a las elecciones, Jorge Fernández Díaz, Hernando ha dejado claro que esta decisión corresponde en todo caso al jefe de Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas. “Pero no sé que opinará su socio Albert Rivera de esta posibilidad -ha ironizado-. Que Sánchez pida que Rivera no vaya a un debate resulta extraño”.

Hernando ha considerado que “el problema” de Sánchez es que “despreció la posibilidad de ser líder de la oposición, aspirando a ser presidente cuando sabía que no tendría ninguna posibilidad”, una estrategia de “campaña electoral” que le salió mal. “Y ahora parece que Pablo Iglesias puede ganarle las elecciones a él”, ha añadido. “Hay que pensar bien las cosas”, ha sentenciado Hernando. “Entiendo que Sánchez quiera ir a un debate, no sé si a insultar a Rajoy o a qué, pero ahora quizá hay que pensar en otra forma más plural”, ha sentenciado.

Sí habrá debate entre Rivera e Iglesias

Jordi Évole desvela en Al Rojo Vivo que los participantes en el cara a cara que hará Salvados son Pablo Iglesias y Albert Rivera. Explica que no repetirán el lugar, el bar del Tío Cuco, pero bromea con que se están planteando hacerlo en Caracas.

El presentador de Salvados explica que será “un partido de vuelta muy interesante” porque no sabe si escuchará “el tono de colegueo de la otra vez” porque “se han dicho muchas cosas durante estos meses” aunque espera que no sea “un tono bronco”.