Las empresas no quieren oficinas en el centro de Madrid. Según la consultora Savills, la periferia supera el 50% de oficinas contratadas en Madrid en el primer trimestre de 2016. Más de la mitad de los contratos de alquiler o compra que se han firmado en Madrid en este periodo se refieren a inmuebles situados fuera del anillo de la M-30.

El estudio publicado por Savills señala que este hecho no ocurría desde 2009, año a partir del cual las empresas comenzaron a preferir contratar oficinas dentro de la M-30 motivadas por los precios y por la proximidad al centro de la ciudad. Ana Zavala, directora de Agencia Oficinas de Savills, considera que la búsqueda por parte de las empresas de equilibrio entre localización, precio y calidad es el motivo principal que ha dado lugar a este cambio de tendencia.

Además, Zavala incide en que las empresas no están dispuestas a pagar precios altos solo por estar en el centro. La calidad de las oficinas es un elemento fundamental que tienen en cuenta, y estas escasean en el centro. 

El balance del primer trimestre

La superficie media contratada de oficinas se ha visto incrementada en un 10% y se sitúa en los 800 metros cuadrados. En total, las empresas de la capital han realizado 160 operaciones que suman 125.000 metros cuadrados de superficie. Esto supone un incremento del 17% con respecto al mismo periodo de 2015, una vez descartadas las grandes operaciones de BNP Paribas y de KPMG (27% en ese periodo).

La superficie disponible representa el 10,4 % del parque total de oficinas. Esta cifra representa un descenso del 7 % en la zona urbana y 4,4 % en la llamada “zona prime”, de mayor interés del distrito de negocios. En la periferia, la superficie media disponible supera el 12 %. Esta cifra varía según la zona: desde el 3 % del Parque Empresarial de Las Rozas hasta el 50 % en Rivas.