Luchar contra un gigante es difícil. Hacerlo contra un gigante apoyado por un monstruo, es más complejo todavía. Ese es el destino que ha asumido Filmaffinity desde su creación en 2002. La web de cine, en la que se puede recomendar y puntuar películas, y que funciona como base de datos, lucha contra IMDb -el gran gigante del sector- por aumentar su base de usuarios.

Los inicios no son fáciles, pero Filmaffinity, desarrollada por Pablo Kurt y Daniel Nicolás, consiguió muy pronto el reconocimiento internacional. En concreto, apenas un par de años después de su creación, recibía la distinción la mejor web de entretenimiento de todo Internet del año 2004 por la revista ‘PC Magazine USA’ (líder del sector en Estados Unidos).

Desde entonces todo ha sido crecer, y eso que la competencia es feroz. Cualquier persona que quiera llevar una lista de las películas que ha visto, así como un sistema comparativo para votarlas o valorarlas, por definición elegirá Filmaffinity o IMDb. Cuando se busca cualquier película en Google, los tres primeros resultados son estas dos webs y la Wikipedia.

Pero esta lucha nació desigual. En 1998, Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, llegó a un acuerdo con Col Needham y otros accionistas principales para comprar el 100% de las acciones de IMDb. Esto dio a la web de cine la capacidad para pagar salarios a los accionistas por su trabajo, mientras Amazon sería capaz de usar el IMDb como un recurso de anuncios para vender DVD y cintas de vídeo. Así surgió un gigante al que Filmaffinity lleva intentando plantar cara desde hace más de 10 años.

Y no es fácil. IMDb ha llegado a adquirir empresas Box Office Mojo para poder añadir más servicios a su web. Pero Filmaffinity no tiene miedo y, ahora, quiere extender por el mundo su negocio.

Expansión por el resto del mundo

Filmaffinity ha anunciado su expansión internacional con el lanzamiento este mes de mayo de cuatro nuevas versiones de la web dirigidas específicamente al público de Estados Unidos, Argentina, México y Chile.

La web se adapta totalmente a los contenidos propios de cada país, al ofrecer los títulos específicos de películas y series en cada caso, las carteleras nacionales completas y los extractos de críticas de cine de los críticos más conocidos de cada país.

La idea, según sostienen desde Filmaffinity, es ofrecer en los próximos meses versiones de casi todos los países de Latinoamérica y próximamente Europa. Según Pablo y Daniel, “el objetivo es lanzar en cada país una experiencia lo más adaptada a sus necesidades y con sus contenidos propios. Desde ahora, por ejemplo, los usuarios de Buenos Aires se sentirán en una web argentina 100%, siempre aprovechando las oportunidades que ofrece Internet como comunidad ecléctica global”.

“Casi todas las webs de cine se centran en la actualidad con un contenido basado en noticias y novedades del sector. En cambio en Filmaffinity el centro de todo es el usuario, buscamos ofrecerle una plataforma cómoda y entretenida en la que volcar su pasión por el cine y las series. Recomendaciones personalizadas, puntuaciones de tus amigos y por supuesto las de los usuarios más afines a los gustos de cada uno (que llamamos almas gemelas)”, afirma Pablo Kurt.

Esta expansión internacional se ha realizado simultáneamente tanto en web como en móvil, con una nueva y actualizada WebApp (m.filmaffinity.com) que también se adapta automáticamente a la versión de cada país dependiendo de la localización de la conexión.