¿Es suficiente con fabricar el mejor móvil para ser el que más vende en España? Samsung tiene en su cartera de productos el Galaxy S7, uno de los mejores teléfonos móviles fabricados nunca por el hombre. Y su predecesor no era manco, precisamente. Sin embargo, y a pesar de que sigue siendo el líder destacado, el mercado español se le está poniendo más difícil que nunca.

Samsung ha reducido su cuota de mercado de un intocable 41,1% en número de unidades a una cifra mucho más modesta: 30,1%. Once puntos de cuota en doce meses, según datos de la consultora GFK a los que ha tenido acceso SABEMOS. ¿El principal beneficiado? El grupo chino Huawei, que en el mismo periodo, y en parte gracias al exito de la gama P8 Lite, ha más que triplicado su penetración en España, del 7,1% al 23,2%.

Esto implica, ni más ni menos, que los chinos están a menos de 7  puntos de distancia de los coreanos, en lo que supone la primera amenaza seria para un liderazgo que tiene un lustro de vida, desde que la compañía de los Galaxy destronó por primera vez a Nokia y la hizo caer en el limbo de los fabricantes. ¿Tenemos a tiro en telefonía el famoso ‘sorpasso’ del que se habla en política?

En realidad, depende de varios factores. Y es que, por ejemplo, fuentes del sector consultadas por este periódico coinciden en señalar que el crecimiento en este sector se basa en contar con buenos productos, pero también en la capacidad de poner precios bajos e invertir en publicidad, dos elementos que acaban atacando la rentabilidad a largo plazo. Se puede hacer un esfuerzo consciente en crecer, pero tiene un coste y nadie duda que Huawei lo está pagando.

¿La principal ventaja de Samsung? Sigue teniendo una enorme ventaja en el segmento de los móviles caros. Según una entrevista concedida a ‘Cinco Días‘ por el director de Consumo del área de Movilidad de la coreana en España, Eduardo Rodríguez, la compañía logró superar por primera vez en marzo en el segmento más deseado, el de terminales de más de 400 euros, haciendo que el S7, con un 47%, sea líder absoluto de un segmento en el que, en realidad, sólo está acompañado de otro teléfono, el iPhone, que pasa del 48% al 43%. Sony, en caída libre tanto en unidades como en valor, pasa del 14% al 3,2%, mientras que LG contiene el golpe y pasa del 6,6% al 4,1%.

Volviendo a los datos del mes de abril obtenidos por SABEMOS, vemos a Apple estable, con su típica oscilación, pero pasando de un 8,9% al 9,8%, lo que ya supone una cómoda tercera posición. La española BQ crece, y pasa de un 5,4% a un 7,3%. LG se mantiene por encima del 6%, Sony baja del 7,3% al 2,8%, superada incluso por ZTE con un 3,3%. ¿Otro buen dato? El de Alcatel, con unc recimiento sostenido desde el pasado noviembre que le sitúa en el 3,7%.

Insistimos en que estos datos se refieren al número de unidades vendidas, lo que no está relacionado, casi nunca, con la rentabilidad. Pero sí es el mejor indicador de los esfuerzos de las marcas por imponerse en el mercado. Y ahí Huawei está haciendo los deberes. ¿Por cuánto tiempo? La compañía china ha manifestado su objetivo de superar a Samsung en Europa en 2020 y hacerlo antes en España. En el caso de que ambas compañías mantuviesen la evolución del último año en el tiempo, esto podría llegar a suceder incluso a finales de este mismo año o principios del próximo.