La presidenta de la Comunidad de Madrid ha recordado a la alcaldesa que su proyecto incumple el Plan General de Ordenamiento Urbanístico, cuya modificación no depende del consistorio. Tanto Fomento como el gobierno autonómico ven “inviable” la propuesta de Ahora Madrid para la zona de Chamartín.

Lo que comenzó hace veinte años como un proyecto de ampliación del paseo de la Castellana ha acabado desembocando en un conflicto entre las administraciones de la capital.

La presentación de la alternativa “Madrid Puerta Norte” por parte del Ayuntamiento no ha sentado bien al resto de instituciones, que la critican por ser “inviable” y por su “unilateralidad”.

“Queremos trasladar nuestro malestar porque el Ayuntamiento no nos ha informado en ningún momento sobre el proyecto, sino que nos hemos enterado de todo por los medios. También por la modificación completa del plan de manera unilateral, cuando las tres administraciones -Fomento, Ayuntamiento y Comunidad- somos propietarias de los terrenos. No se puede hacer tabla rasa y empezar de cero después de 20 años de negociaciones”, explicaba Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad, tras la reunión mantenida en el Ministerio de Fomento.

La presidenta ha advertido de que la Comunidad es la que “tiene la última palabra” respecto al proyecto, ya que incumple el Plan General de Ordenamiento Urbanístico vigente en estos momentos.

“Cambiar la normativa supondría una demora de muchos años, sería dilatar en el tiempo algo que objetivamente era desde el principio muy bueno”, añadía Cifuentes.

En la misma línea, la ministra Ana Pastor también ha recordado a Carmena que la modificación del proyecto planteado por Distrito Castellana Norte (DCN) “afecta a los intereses de todos los madrileños” y ha pedido un ejercicio de “reflexión” por parte de la alcaldesa de cara a la próxima reunión, que se llevará a cabo dentro de 15 días.

“Si dejamos pasar esta oportunidad estaremos renunciando a un gran proyecto y al final el proyecto Castellana Norte no se llevará a cabo nunca. En el plan de la alcaldesa no se plantean soluciones: no hay mejora de la línea 1 de metro, no se amplía el área ferroviaria y no se crea tanto empleo como estaba previsto”, señalaba Ana Pastor durante su intervención.

Sin embargo, Manuela Carmena no cesa en su empeño por negociar las condiciones de su proyecto, que según ella está “muy inspirado en las exigencias iniciales”. Desde el consistorio se espera llegar a un acuerdo “en las líneas generales” del plan con el resto de administraciones implicadas y la empresa concesionaria.

“He podido constatar en la reunión que el resto de administraciones no conocen bien nuestro proyecto y que les asusta por ser algo nuevo. Nosotros sólo queremos que un proyecto que lleva 20 años encajado salga ya y resolver definitivamente el problema del nudo norte. Creo que todos estamos en un momento de reflexión, pero veo la posibilidad de llegar a acuerdos en las líneas generales”, explicaba la alcaldesa de Madrid.

Respecto a la opinión de Francisco González (BBVA), el cual ha asistido en representación de la concesionaria –la entidad tiene más del 75% de la propiedad de DCN-, según Manuela Carmena: “el banco no ha mostrado especial interés económico en esto”.

“Sólo les preocupaba que el plan no se llevara a cabo como ellos decían y que esto pudiera afectar a las inversiones internacionales”, añadía la alcaldesa.