“Cataluña es un referente que nos está dando una lección”, “El PP nunca me perdonará el 11M y que desapareciera la lucha armada en España”, “El Estado quiere impedir el desarme de ETA”, “El Estado español tiene grandes operativos policiales con el fin de impedir el desarme de ETA”, “El día que ETA se desarme aumentará la crispación”. Todo declaraciones del secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, calentando motores en la radio en sus primeras declaraciones de la gira por la “paz”.

En su intervención en Cataluña Radio, Otegi llegó a considerarse, básicamente, responsable del actual proceso separatista en Cataluña. Él, que en sus intervenciones públicas se considera uno de los responsables del fin de “la lucha de ETA”, por encima de la acción de las fuerzas de seguridad del Estado, no duda en afirmar: “El fin de la violencia de ETA genera las condiciones para que pasen muchas cosas, una de ellas, el proceso catalán”.

Invitado por las CUP y con la aquiescencia de Junts pel Sí y Catalunya Sí que Es Pot, la marca de Podemos en Cataluña, Otegi se reunirá con miembros de la comisión de Acción Exterior y Cooperación en el Parlament, y también con la presidenta del organismo, Carmen Forcadell. Por la tarde, dará una conferencia en un edificio municipal, la Fabra i Coats de Sant Andreu, organizada por los independentistas del Centre Internacional Escarré per a les Minories Ètniques i les Nacions.

De todas las críticas sobre la gira de Otegi por Cataluña, aupado como una estrella de rock por los partidos independentistas catalanes y Podemos, una de las más duras fue la de la tercera autoridad del Estado, Patxi López. presidente del Congreso de los Diputados.

“A mí este desfile, como si fuera ‘el gran hombre de paz del País Vasco’, como alguien habló de él, no me gusta en absoluto. No me gusta cuando se blanquea a algunas formaciones que, hasta hace bien poco, lo que hacían era aplaudir a los que nos mataban”, subrayó, lamentando que en España “se pasa página rápido”.

“Ha cumplido su condena, está en la calle y puede ir conde quiera, pero no me gusta que le pongan alfombras”, señaló a la SER en declaraciones recogidas por Europa Press.