Hace algo más de un año Nokia echaba el cierre a su mercado de smartphones, ahora la compañía finlandesa vuelve a la carga con nuevos terminales y tablets que funcionarán con Android.

Microsoft ha decidido desprenderse de la división móvil de Nokia, la cual adquirió en 2013. Así se ha producido la venta del negocio de los smartphones a FIH Mobile, empresa que se encuentra bajo el dominio de Foxconn, y HMD Global, la empresa finlandesa que se encargará de fabricar los nuevos dispositivos de Nokia tras adquirir los derechos de uso de la marca.

El acuerdo se ha cerrado por unos 350 millones de dólares, y supone, además del resurgimiento de los teléfonos de Nokia, que alrededor de 4.500 empleados de Microsoft pasen a trabajar para FIH Mobile.

Esta colaboración “dará a HMD el control total de ventas, comercialización y distribución de los teléfonos móviles y tablets de la marca Nokia”, según señalan en un comunicado. En su papel como único titular de la marca Nokia para smartphones y tablets, HMD tiene previsto invertir más de 500 millones de dólares, durante los próximos tres años, para apoyar la comercialización de los dispositivos, que dicen adiós al sistema operativo de Microsoft para sumarse al universo Android.

Y es que Nokia quiere volver a ser una marca de consumo, por lo que podemos esperar que sus nuevos terminales se dirijan tanto a los usuarios de gama media como a los de gama alta. Será a finales de 2016 cuando por fin puedan verse los dispositivos de la compañía, ya que es cuando termina la cláusula firmada tras la compra por parte de Microsoft que le impedía tener presencia en el mercado.

Ya en enero los rumores apuntaban al lanzamiento de un nuevo Nokia, quizás el próximo smartphone de la compañía. Aún se desconoce cómo serán los nuevos productos de la compañía, si volverán a conectar con el público como lo hicieron en su día o si la situación en la que se encuentra el mercado de los teléfonos inteligentes y las tabletas es la más adecuada para anunciar la entrada de un nuevo competidor. Sin embargo, no cabe duda de que a Nokia le acaba de llegar una muy buena segunda oportunidad de la que pronto podremos ver si es capaz de sacar todo el partido que le ofrece.

Imagen | John Karakatsanis en Flickr