La asociación Aerolíneas para Europa (A4E), que engloba entre otras a British Airways, Iberia, Vueling, Lufthansa, Air France-KLM, easyJet y Ryanair, pidió hoy a la UE que proteja los derechos de los pasajeros ante la próxima huelga de los controladores aéreos franceses, que empieza mañana.

Se trata de la cuarta huelga en menos de dos meses entre los controladores aéreos de Francia, que desde 2009 han convocado 46 paros, según la A4E.

En un comunicado, el director general de A4E, Thomas Reynaert, hizo un llamamiento a la Comisión Europea (CE) y a los Estados miembros a “actuar ahora y proteger los derechos de millones de pasajeros europeos” afectados por unas huelgas “repetidas y desproporcionadas”.

Las instituciones europeas “tienen que trabajar para minimizar el impacto de las huelgas en los pasajeros”, puntualizó Reynaert.

La próxima huelga en el control del tráfico aéreo en Francia provocará al menos durante 24 horas retrasos, cancelaciones y desvíos.

Solo entre marzo y abril de este año, distintas huelgas de controladores en Grecia, Italia, Bélgica y Francia causaron más de 2.000 cancelaciones solo entre las aerolíneas pertenecientes a la A4E, y más de 16.000 horas de retraso en todas las compañías aéreas en el espacio aéreo europeo, lamentó la asociación en una nota.

En 2015, la A4E contabilizó más de 10.000 vuelos operados por alguno de sus miembros que se vio afectado por alguna huelga de controladores en Europa.

Creada en enero de 2016, Aerolíneas para Europa engloba a Air France-KLM, easyJet, Finnair, el grupo IAG (al que pertenecen Iberia, Vueling y British Airways), Jet2.com, Lufthansa, Norwegian, Ryanair y Volotea, que suman más de la mitad del tráfico aéreo del viejo continente.