El organismo dependiente del Ministerio de Sanidad confirma la penalización de 1,98 millones a Iberia y sus socios por la falta de plazas hoteleras para realizar los viajes.

Una multa que no es multa. El Imserso ha sancionado con 1,98 millones de euros a Mundiplan –la unión de Iberia, Alsa, Gowaii e IAG- por los problemas generados en los viajes de los pensionistas a Canarias y Baleares, fundamentalmente por no contar con todas las plazas de hotel comprometidas. Pero el propio organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad, dice ahora que no se trata de una sanción, sino como un mero “estímulo” para cumplir con las condiciones del contrato.

Del mismo modo que las multas de tráfico tratan de convencer a los conductores de que no corran demasiado o de que aparquen bien, el Imserso impone una penalización de casi 2 millones de euros con el objetivo de estimular al adjudicatario. “Estas penalidades no constituyen un procedimiento sancionador sino un estímulo para que el contratista cumpla el contrato en todos sus términos”, sostiene el Imserso en un comunicado.

“Ese ha sido el objetivo del Imserso en todo momento, requerir el cumplimiento de las condiciones del contrato, de los pliegos y de la ley, con el fin de que el Programa se desarrolle de acuerdo con lo establecido y se realicen los viajes con la normalidad y los estándares de calidad”, apunta el organismo.

Mundiplan ya ha anunciado su intención de recurrir la sanción por la vía contencioso-administrativa, y también amenaza con emprender acciones legales directamente contra el Imserso y su cúpula directiva por los daños provocados por el retraso de tres meses en el inicio de la comercialización de los viajes.

En este sentido, el Imserso se lava las manos y subraya en su comunicado que los trámites para la adjudicación del contrato se iniciaron “con la suficiente antelación” para que los viajes pudieran realizarse “con absoluta normalidad”. Y recuerda que su primera adjudicación la efectuó el 20 de julio, justificando que si la comercialización de las plazas no se pudo realizar hasta noviembre es porque las empresas que se disputaban el megacontrato presentaron sendos recursos.

En efecto, los recursos fueron la causa del retraso en el comienzo del programa de viajes de mayores. La primera adjudicación encargaba la gestión de todos los lotes del concurso a Mundosenior y, tras el recurso de Mundiplan, el propio Imserso reconoció que la valoración de las ofertas no era correcta y corrigió su resolución. Finalmente, y a pesar de un recurso posterior, el organismo cedió la gestión de los viajes a Canarias y Baleares a Iberia y sus socios, y mantuvo la adjudicación de los otros dos lotes –el de los viajes al interior y a las costas peninsulares- a Globalia y Barceló.